13 junio, 2013

Reencuentro con la realidad - Parte I

Viene de acá
- - -

Clara sospechaba que yo llegaba el domingo a BsAs, yo había llegado el viernes anterior. Dentro de los correos que nos habíamos cruzado le había sacado a ella el lugar donde vivía y el sábado me había puesto a la tarea de ubicar el bloque de apartamentos y la ubicación del sitio que ella me había dicho. Dentro de mi, sentía que algo no estaba bien.  Me planté frente a su edificio desde muy temprano en una tienda que era perfecta para esperar a que apareciera. Entraba y salía mucha gente y de Clara nada.  Hacia las 6 de la tarde y cuando ya comenzaba de nuevo a llover, ví como salía un grupo de gente, vi a Jimena, la hermana de Clara  y tras de  ella una pareja abrazada. Era Clara, con un tipo.

Decidí que debía seguirlos, salieron caminando rumbo a un bar que quedaba algunas cuadras arriba. caminamos como unos 20 minutos y ellos entraron. Yo esperé y decidí entrar, me senté en la barra, de espaldas a la mesa donde ellos se habían sentado, quería escuchar. De repente el tipo con el que iba Clara se levantó de la mesa a la barra y justo a mi lado pidió varias cervezas para todo el grupo que iba con ellos. Me miró y sin sospechar quién era yo, solo asintió en sonreir cuando yo lo volteé a mirar con mi cara de rencor. Parecía un tipo agradable, pero coquetón como todos los argentinos. Le coqueteó a la bartender y volvió a su mesa.

Charlas pendejas iban y venían de todos los que estaban en esa mesa. A mi me interesaba era lo que hablara Clara, pero ella no decía mucho, de reojo veía que estaba como pensativa y mirando de más su celular. Tal vez esperaba un correo mío.

De repente el tipo con el que ella iba, le besó su boca y se fue para el baño del bar. Yo me levanté y me fuí detrás. entré  al orinal y lo escuché a él hablando por celular con alguien a quien esperaban, le daba indicaciones. Mientras lavé mis manos y el man salió del baño. Me senté en otro sitio del bar, para poder observar mejor y  ver en qué momento podía llegar a la mesa de Clara, que abriera esos ojos. Me imaginé cual excusa podría darme para lo que estaba viendo. Ella y su novio. Me imaginé todo, la cara de la hermana, la reacción que podría tener el nuevo novio (que vale la pena aclarar, no me daba ni al hombro de altura).

Pedí otra cerveza y tomé mi celular,  abrí la aplicación del correo y le escribí: "Hola, llego mañana a Buenos Aires. ¿Cómo y dónde nos vemos?"

10 minutos después vi como ella sacó su celular, leyó el correo y me respondió: "En qué hotel te vas a quedar? quieres que vaya hasta allá? Muero de ganas de verte".

Me levanté de la mesa, tomé un trago más de cerveza y con una firme convicción atravesé el bar...

7 comentarios:

  1. Dios miooooo!!!!! Que tortura! Siempre la incertidumbre! :( y otra vez a esperar! :S

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajajajajajajajajajjaa pelea fija!!!!! y como clara es una bipolar hipócrita... simple, le van a dar en la jeta!!
    Que ese man vaya y se compre más bien unos alfajores y se dedique a turistear pues!!!

    ResponderEliminar
  3. ¿¡Por qué es tan idiota!?
    Yo de verdad estoy por creer que a ese man le gusta sufrir, no joda!
    Esa vieja lo va a hacer mierda de nuevo y él como un huevón persiguiéndola
    Será esperar...

    ResponderEliminar
  4. ahhhh quiero mas!!! cuanto toca esperar para otra entrega.. se va a armar la de troya, y el otro se deja

    ResponderEliminar
  5. Por favor el próximo capitulo... muero por saber que pasa...

    ResponderEliminar
  6. Quiero saber que paso ya ha pasado mucho tiempo... :(

    ResponderEliminar