11 mayo, 2010

Locura - Parte I

N0ta del autor: No deberían juzgar al autor; por si no han aprendido todo se va solucionando con el pasar de los post.

Una canción excelente para este momento.

A ver si con este post retractan el comentario de "Grandisimo HP" ¬¬

- - -


Había pensado mil y una vez que haría cuando la viera, que le diría y que regalarle para que en la distancia cuando lo viera pensara en mi. Era el día, era la fecha que no quería que sucediera y había llegado muy pronto.

Habíamos vuelto a conversar acerca de las cosas que entre los dos habían pasado, en realidad habíamos decidido tener las cosas entre los dos claras. Ella me explicó que cuando se había ido para Santa Marta había ido al matrimonio de un amigo, él era panameño y que allá había conocido mucha gente, entre esos las personas con las que intercambió correos de ida y de vuelta durante unos meses. Nunca tuvieron nada y que mis celos eran infundados por otras circunstancias de lo que nos había pasado recién habíamos comenzado la relación. Fueron miles de preguntas de mi parte y miles de aclaraciones de su parte. Me juró que nunca había pasado nada con nadie más y que a pesar de mi comportamiento ella me habría dado todo para que hubiéramos sido felices dos años atrás. Mi sentimiento de culpa fue gigantesco. Me aclaró que no salía con nadie tres meses después y que lo que me habían contado acerca de su nueva relación era mentira, solo fue para hacernos más daño.

Dios, había mandado todo a la mierda sin ningún motivo. Había cometido un error tras otro por no haber escuchado los motivos y haber hecho conjeturas de mi cabeza sin ver más allá. Motivos muchos, tristezas más.

Luego de tener claro todo sabía que la iba a volver a ver, ese día. Así fueran un par de horas la tendría ahí, frente a mi para pedirle perdón, rogarle por un abrazo (si, ese que nunca nos dimos cuando terminamos la relación y que siempre añoré). Por esa época trabajaba en el centro, salí a media mañana de la oficina y en Panamericana de la 19 con 7ma compré dos Blocs de papel amarillo (como los cuadernos viejos). Pensé en escribirle algo y comprarle un detalle.

La carta comenzaba añorando todo el tiempo que habíamos perdido, evocaba los recuerdos  de cuando nos conocimos, el primer beso, los viajes, algunas noches juntos y cada una de las cosas que aún hacían saltar mi corazón por ella. Hacia la mitad de esa carta le expresaba el lamento por los errores cometidos y cuánto le había pedido al cielo haber podido devolver el tiempo para no cometer esos errores que costaron nuestra relación, pero ya era demasiado tarde. También traía mis mejores composiciones literarias y componía frases de amor con tal facilidad que hasta a mi me sorprendían las palabras perfectas como salían de ese bolígrafo especial que usé para esa carta. Y finalmente concluí la carta con las ilusiones y los mejores deseos que yo tenía para ella, toda la energía que le enviaba y el ofrecimiento de mi amistad a pesar de la distancia.

Y el final iba más o menos así:

"...Te amo, te amé y te quise. Te llevas mi corazón y muchas de mis ilusiones contigo. Construye una vida, se feliz y que todos los sueños y tus ilusiones se hagan realidad..."

Declaré mi amor hacia ella nuevamente y concluí con mi nombre:

"... Siempre tuyo,

Camilo Andrés"

al final de la carta. La doblé en tres partes, como una carta formal y así la llevé. Compré una blusa muy bonita con una imagen de algo típico colombiano y así partí a las 4pm para el aeropuerto. Le pedí a mi amigo Alex que fuera conmigo al aeropuerto, le había contado la locura que iba a cometer y me dijo que de una. Como los buenos amigos.

Clara había despegado de Medellín a las 3pm y yo llegaría a las 4:30pm al aeropuerto, le daba el tiempo suficiente para hacer el paso de las maletas y de hacer el check-in para el vuelo internacional. Cuando aterrizó me marcó al celular, me pidió y me rogó que no fuera, se le notaba algo de sufrimiento. Me dijo que había viajado con su papá y que estaba con ella. En realidad don Demetrio me odia con todo el amor que tiene por su hija y era lógico, yo había hecho sufrir como nadie a su hija, la luz de su adoración y eso no lo toleraría. Por supuesto no me podría ni ver.

Pero sin importar las palabras y como un loco enamorado llegué al aeropuerto, parqueé el carro y entramos al aeropuerto junto con Alex... Subí las escaleras para llegar al sitio de espera y comencé la búsqueda. "Debe estar en uno de estos sitios" le dije a Alex y apenas miré en la primera cafetería, esa que queda al lado de la capilla vi a don Demetrio levantándose de la silla y más allá, frente a mi mirada, los ojos de Clara. Esos hermosos ojos que nunca olvidé. El mundo se detuvo y como pasa en las películas ese instante transcurrió en cámara lenta.

10 comentarios:

  1. Sabía que el autor nos iba a explicar todo
    No lo voy a juzgar, todos nos equivocamos, y solo espero que haya aprendido de sus errores. Espero que haya crecido y que se perdonen todas las làgrimasa.
    Asumo que algo hablaron en el aeropuerto, para que la distancia de esta vez permita sanar las heridas...
    Cami y ahora!!????

    ResponderEliminar
  2. Esta bien en este post si acepta su error, el mismo lo admite "Dios, había mandado todo a la mierda sin ningún motivo.", la historia rosa se convirtio en un suplicio, por causa de los celos de Camilo.

    Lo bueno: que decidieron finalmente dejar las cosas claras entre ellos y esta vez si se escucharon pero me muero de las ganas de saber que paso en el aeropuerto.

    ResponderEliminar
  3. Primero: Gracias por la explicación. Creo que sirvieron los reclamos del post anterior para que el autor se diera cuenta que nos mereciamos una respuesta a tanto interrogante.
    Ahora....Como lo dije antes, espero que aprenda de los errores.
    Y bueno, se vieron? No le pegó el papá de Clara?

    ResponderEliminar
  4. Me morí... Ya ni sé qué siento... Tienes la capacidad de hacerme enamorar de esta historia una y otra vez, de odiar algunos comportamientos, de molestarme profundamente y de erizar mi piel con cada momento que describes... Eres un berraco para esto...jejeje...

    Me imagino lo difícil que era sentir esa impotencia ante los errores cometidos en el pasado... Intento ponerme en los zapatos de los protagonistas y no la logro... es bastante complejo el tema...

    ¿Qué pasó?, ¿hablaron?

    ResponderEliminar
  5. OMG !!!
    se vieron!? no se vieron!?
    OMG !!
    moriiiiiiiii!!
    espero pues!

    ResponderEliminar
  6. Esto esta mas que bueno... y ahora??
    cuentanos..... queremos saber!!!

    ResponderEliminar
  7. Al día con la historia
    sólo quiero decir que ya espero el siguiente post!!...el amor y las ganas de luchar o por lo menos de solucionar las cosas con esa persona que lo es/fue todo para nosotros nos llevan a cometer locuras

    ResponderEliminar
  8. Que buena explicación.

    Ahora a la espera de lo que pasó en el Aeropuerto

    ResponderEliminar
  9. Dormiré con el corazón arrugado...
    Espero que el amor pueda!

    ResponderEliminar
  10. POr fin el momento de las explicaciones... despues de tanto tiempo pero aun hacian daño.

    es mejor tarde que nunca, encontrar respuestas que tanto daban vuelta en la mente y que podian dañar hasta futuras relaciones, esos miedos, esas dudas y esas ilusiones es mejor calmarlas y poder empezar de nuevo en la misma parte o en otra parte

    ResponderEliminar