24 marzo, 2010

Distancia - Parte II

Nota del autor, respecto a los comentarios del post anterior: GRACIAS por lo de Troglodita ¿oyó?... Jajajaja


- - -


Una sonrisa complementó su "Hola", se veía divina y esa sorpresa me había dejado perplejo. Se lanzó en mis brazos y nos fundimos en un abrazo eterno, profundo, verdadero.


Deseabamos tanto ese momento y por fin se daba. No podíamos creerlo. Nos besamos y nuestros ojos no dejaban de recorrer nuestros rostros. "¡¡¡Por fin!!!" dije, "por fin pude tenerte de nuevo entre mis brazos, pensé que no te iba a volver a ver nunca". Sollozamos algunos minutos mientras reponíamos nuestro aliento, nuestros labios no querían separarse y fue un momento único. Pasé de tener una completa soledad a tenerlo todo a su lado nuevamente.


Había planes, había momentos, quería estar todo el tiempo a su lado, quería hacerlo todo. Ella era el motor de mi vida en ese momento y todas mis ideas, planes y circustancias rodeaban su ser, su presencia, su felicidad.


Era sábado en la noche, salimos a comer cualquier cosa (eso suelo comer) y luego queríamos salir a rumbear. Quería bailar con ella toda la noche, porque bailar con ella es la realizacion vertical de un deseo horizontal. Tomámos algunos tragos, los suficientes como para quedar algo entonaditos e irnos felices, muy felices para la casa.


Esos deseos que teníamos desde hacía un mes  se hicieron presentes, bailando se incrementar y al llegar a casa todas nuestras pasiones desafogaron en una hermosa noche de pasión. La primera que pasábamos juntos sin tener que cambiarnos a la mitad de la noche.




- -  A M A N E C E R   -   J U N T O S - -


Tenerla entre mis brazos y despertar fue un momento sublime, todo nuestro pasado, todo nuestro futuro no existía. Simplemente éramos ella y yo, en ese instante de tiempo. Abrí los ojos y no quise despertarla, solo me quedé mirandola, apreciando su hermoso rostro, acariciando su cuello, su espalda, pasando mi mano por su mejilla, consintiendola. Así tal cual se siente fue un momento eternamente lento, pero perfecto. Lentamente despertó y luego de mirarme, sonreirme lo primero que hicimos fue empezar el día con un beso. Que ricos esos besos de amor en la mañana.


Era domingo y podríamos quedarnos ahí todo el día, o podríamos salir y buscar juntos donde almorzar. teníamos el mundo a nuestros pies... :D




7 comentarios:

  1. Me muerooooooo!
    Esta historia tiene momentos en los que me deja sin palabras y completamente enamorada....

    ResponderEliminar
  2. hayyyy que bonitos....

    como se arreglan las cosas, y no hay nada mejor que esos encuentros de reconcialiacion donde se juega uno hasta el alma...

    =)

    ResponderEliminar
  3. OMG!!!!! Yo me morì de amor! Quiero sentir que el mundo esta a mis pies y que todo sea amor alrededor!! Amo amo esta historia!!! Quiero maaaass ya!

    ResponderEliminar
  4. Definitivamente, la llegada de Clara a todos nos dejó de muerte lenta!!

    Como Naty, yo también amo esta historia y ¡quiero más!

    ResponderEliminar
  5. ♥♥♥♥ Puedo llenar el comment de corazones jajaja porque es que definitivo, escribir esta historia casi cualquiera!! Vivirla no creo que muchos pues!!
    G E N I A L ! ! ! !
    Quiero más más post!! Que viva la reconciliación

    ResponderEliminar
  6. Noooooo que amor por dios!!! me moriiii!!!
    divinos... este post es de los que te dejan amando mas esta historia!!!

    ResponderEliminar
  7. Llorar de amor que delicia, y la intensidad de volver a tenerla cuando la constante es su ausencia, esa sensacion es irrepetible, me imagino tu felicidad y te envidio.

    ResponderEliminar