21 marzo, 2010

Celos - Parte II

Nota del autor: Perdón por el incumplimiento, pero múltiples actividades me han tenido un poco ocupado.


- - -


Y este quien putas era?... Me llené de ira, le volví a marcar, replicó una, dos veces, tres veces y contestó: "Aló, mira Camilo, estoy mamada de tu controladera, estoy cansada de tenerte miedo, estoy mamada de no saber como vas a reaccionar y esto me está haciendo mucho daño" y así, llorando y con ese desespero me tiró el teléfono sin dejarme refutar ni un solo argumento.


Lloré.


Me descontrolé.


Comencé a dar vueltas por mi cuarto, a caminar sin sentido y a pensar que era lo que podría estarle pasando y comencé a recordar. Luego de la fiesta de mis abuelitos, mis reacciones cambiaron frente a otros tipos, inclusive sus amigos. Me volví un hombre celosos y hasta fastidioso con el tema. Aunque esto no le daba motivos para hacerme esto. No la excuso, pero la entendía. Mi cabeza volteaba y volteaba buscando más razones y tratando de controlarme, pero en realidad esto me descuadró. Ella me volvió a marcar al celular, y yo, con mi orgullo de macho herido, le contesté terriblemente, fui un patán sin importar lo grandiosa que era ella y las razones que tendría para haber actuado de la forma en la que actuó.


Ella apagó su celular luego de esa conversación. Mi noche pasó entre lágrimas, arrepentimiento y sueños de traición.


Al día siguiente (sábado) yo tenía clase y al medio día debía correr para llegar al restaurante de mis padrinos donde sería la fiesta sesentera de cumpleaños número cincuenta para mi papá. Todos en mi casa estaban muy emocionados, estrenabamos pintas, gafas, trapos para las cabezas, peinados, etc... Pero mi cara era de todo menos de actitud de rumba. A pesar que esto me distraía la mente por algunos segundos, debo confesar que mi mente no salía de Medellín, y por alguien en especial: Clara.


Yo la había cagado y no sabía como compensar mi error. Ella lo había hecho también pero motivada por mis actitudes, que entendí con mucho razonar pero que no tenía ni idea como devolver. Le marqué en la mañana (10 am) no me contestó. le volví a marcar a las 12m y tampoco me contestó, por lo que decidí dejarle un mensaje que decía: "Clara, necesitamos hablar, por lo menos si las cosas van a terminar así deberías darme la cara y decirme que ya no querés estar conmigo y dejamos las cosas así, como si nada... Llámame"


Llegué a la fiesta de mi viejo, los disfraces de todos eran espectaculares, había hasta pelucas inmensas de afros. Camisas de solapas absurdamente anchas, todos desempolvaron su época hippie y así lucieron. La música era increíble, el ambiente de todos fue espectacular, mucho baile, mucha sonrisa, varias fotos y yo... Yo ni era yo... Mi mente estaba a mil kilómetros de ahí, queriendo devolver el tiempo unos cuantos meses y no cometer todos esos errores. Mi celular no sonaba. Como deseaba que lo hiciera, que me devolviera la llamada. Pero no fue así. Hubo fotos disfrazados, fotos memorables (como la última que se tomó mi tía Cecilia antes de entrar 6 meses después a un hospital y morir a los 5 de haber entrado, fuerte) fotos de relajo, como las de todos con las gafas "Police" que yo había comprado para ese día, las pelucas rotando de cabeza en cabeza para esas fotos y yo, con mi cabeza en ella, en su llamada.


Comenzaron todos a tomar en forma. Estábamos en el centro y teníamos que llegar al norte para poder por lo menos tomar. Yo entusado como estaba lo único que quería era un whisky, pero era la noche de mi papá y claro, él era el que tenía que estar tomando y yo, responsablemente aguantando para poder manejar.


Salimos del centro y esa mala maña de mi familia de ir a rematar en alguna casa. Nos fuimos para la casa de mi padrino y allí comencé yo a beber. Se me pasó la mano, tomé y tomé hasta embriagarme. Y así, en ese estado en el que estaba tomé mi celular y le marqué. Eran cerca de las 12:30am. Como ella había trasnochado estaba durmiendo, así que en medio de su inconsciencia por el sueño, por fin me contestó: "Aló?".

7 comentarios:

  1. OMG que buen post!! Valió la pena la espera!!!!
    Creo el temor a tus reacciones puede entenderse, pero ese miedo puede traducirse en que sus acciones que te molestan pueden llevar a perderte. Pero por no hablar todo se revienta de esta manera!!
    Y ahora? Que hablaron a esa horaaaa???
    Reconciliación o no?????
    Quiero nuevo post YA #tevi

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Nooooo!!!, ¿cómo nos dejas en Contiunará...?

    ¡Ojalá la espera por la tercera parte no sea muy larga!

    ResponderEliminar
  3. Noooooooo!
    Y ahora??
    Renconciliación??
    Hasta cuando hay que esperar para saber que pasó con esa llamada??

    ResponderEliminar
  4. jajaj creo que me voy de una para el otro post.... menos mal ya estaba alli!!!! sino hubiera quedado.......... Noooooooooo como asi??? y ahora???? jajjajajaj

    ResponderEliminar
  5. OYEEE!! SIGUE Q ESTA SUPER BUENO, COMO SIEMPRE A ESPERAR EL PROXIMO.......

    ResponderEliminar
  6. celos malditos celos!! cuando cogen las riendas de una relacion, estamos en grandes problemas..

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente es mejor opcion dejar pasar el tiempo, asi te puedes leer dos post de este blogg de una vez, porque despues de esta intriga me hubiera muerto de tener que esperar, salto ya mismo al otro--

    ResponderEliminar