24 abril, 2012

Cómo ser un mal jefe... Y por favor muérase en el intento!!

Con algo de experiencia en mi vida laboral  he tenido de todos los tipos de jefes, buenos, malos, excelentes y pésimos... Pero como resaltar las cosas positivas es pasado de moda para los jefes malos, entonces decidí hablar de ellos.

Debo hacer la claridad que no haré mención a ninguno de los jefes que he tenido en mi vida laboral, todos han sido producto de la imaginación y soy consciente que nadie llegaría a ser así (Dios nos coja confesados y nos ampare... *Se persigna y toca madera)... De sentirse identificado con alguno de estos personajes que planteo, por favor remítase al popular "Alt+F4" o diríjase a la salida más cercana...

Importante: No olvide activar el tono sarcástico en su lectura.

<Inicio del tono sarcástico>

Empecemos con la llegada, cuando uno empieza en algún nuevo trabajo, siempre será "sabroso" suponer qué va a hacer, claro, como uno ha estudiado prácticamente uno es un adivino y debe suponer cuales son las tareas asignadas al cargo en el que uno empieza. 

Por supuesto es "riquísimo" siempre recibir las críticas a los gritos, a sus empleados le gusta ser trapeado en frente de todos, de verdad, no conozco a nadie que no lo disfrute...

Ahora, todos damos el 110% cuando somos completamente vigilados, coloquen cámaras sobre sus empleados y no lo deje ni respirar si usted no está enterado... ahora bien, exíjanle documentos que evidencien cada minuto lo que estuvieron haciendo en la oficina, ese "minuto a minuto" que no quita nada de tiempo en la construcción y claramente demuestra la falta de confianza que le tiene a la persona que usted mismo escogió como empleado, ese es el concepto que cualquier empleado necesita sentir para trabajar cada vez más (des)motivado...

De la noche a la mañana exíjale a sus empleados de oficina que comiencen a trabajar los sábados y agrégueles una hora a la jornada semanal, pues usted considera que la ley dice que los debe apretar y son de su propiedad, ya que ninguno tiene familia o una vida (de hecho, ¿quién les dio derecho a tener una?) y si la tuviéramos créame que no tenemos ganas de verlos durante la semana y mucho menos los sábados...

Cuando uno pida sus vacaciones a las que tiene derecho, niégueselas, pero no inmediatamente, conserve el dato y dígaselo uno o dos días antes de la fecha solicitada, como uno no hace planes, ni compra tiquetes aéreos... Pero sobre todo dígale a su empleado que el motivo es porque usted lo considera una ficha clave  para un proyecto, proceso o cualquier cosas que esté andando y ese es el motivo por el cual no lo puede dejar ir.

Exíjale de una forma vehemente que la llegada a la oficina debe ser 5 minutos antes de la hora establecida y llamele la atención si se demora 5 o diez minutos, sobre todo porque usted debe comprender que para sus empleados el tráfico se abre cada vez que van a pasar ellos, en realidad para ellos no existen trancones (o tacos). Ah, pero usted si sea el más impuntual y falto del manejo del tiempo, el ejemplo no iniciará nunca por casa. Pero no se contente con eso, no señor, es importante que lo haga quedar hasta muy tarde y no tenga en cuenta nunca y por ningún motivo ese tiempo de más...

Nada se mueve en la oficina si usted no lo aprueba, sus empleados son unos completos incompetentes y siempre que hagan algo critíqueselo, no deje que ellos se reúnan con proveedores a solas, tampoco permita que ellos manden ni un solo correo sin copiarle (claramente usted debe ser una persona con el suficiente tiempo para leer todo lo que le mande), recuerde, nada se puede mover sin que usted esté enterado. No delegue, ellos solo sirven para hacer llamadas, mandar cartas, escribir correos (copiándolo obviamente) y cuadrar citas.

Quíteles el acceso a internet, no los deje ni siquiera leer  sus correos personales, no es justo que le estén quitando 10 o 15 minutos del tiempo en el que le pertenecen a usted y a la compañía, pero sobre todo, si usted se da cuenta, hágalo sentir como un completo ladrón porque ni a esos minutos de esparcimiento tiene, distraer la mente de las ordenes que usted le ha dado debe ser considerado un robo y seguramente hasta debe dar cárcel. 

Cuando su empleado renuncie, trátelo mal, él es su peor enemigo por haber abandonado el barco, nunca le fue fiel y no tenga en cuenta nada de lo hecho por él, seguramente se va a ir porque era demasiado feliz y sus empleados son unos completos desagradecidos.

</ Fin el tono sarcástico>

-  -  -
N0ta del autor:  
Por otro lado, me salieron miles de ideas más, por lo que voy a tener que hacer otro post al respecto... se reciben sugerencias en los comentarios.

9 comentarios:

  1. Dígale lo fabulosa que fue su estrategia para cuatro años, pero a los dos día vaya donde cualquier otro aparecido y en frente de su empleado -a quien ya habia felicitado- diga "es que nosotros no sabemos hacer estrategia"

    acúselo sin fundamento de cualquier filtración a medios de las arbitrariedades que usted cometa

    Llámelo a las 5 am, a las 10 pm. Es más, si no contesta putéelo, arréele la madre, al final, es su esclavo

    Grítelo por una hora, al final, los empleados son brutos y merecen ser gritados

    Amenácelos cuando renuncien y dígales que va a acabar con su futuro laboral

    No les de hora de almuerzo, quìteles los telèfonos y desactíveles las usb de los computadores

    ResponderEliminar
  2. Falta el que le pide informes hasta de cuantos mocos se está sacando al día, con firma y diligenciando el formatito completo para ingresarlo a la A Z

    ResponderEliminar
  3. ¿Aprobación? de quien? ¿mil para siempres?

    mil miedosos y selectivos, no más comments. Libertad de opinión, pa eso soy su lector.

    ResponderEliminar
  4. 1. nos les pague seguridad social... deje que descubran que no están al día en pagos cuando se enfermen. Indígnese si le hacen el reclamo.
    2. Demore los papeles legales de sus empleados toooodo lo posible: certificados laborales, certificados de retención en la fuente... total, ellos nunca necesitarán eso...
    3. Pídales dinero para las celebraciones de la oficina. Si ellos cumplen años, pues que pongan para la celebración. Encárguese que el lambón de turno recoja el dinero para celebrar SU cumpleaños. Coja el dinero y saque a comer a su moza, es lo menos que usted merece como jefe, no?
    4. cuando tengan que quedarse a trabajar hasta tarde, con gesto magnánimo ofrézcales la cena. Traiga gaseosa y galletas, total, están como gorditos, no?
    5. Nombre en cargos importantes a su sobrina, a la mejor amiga de su suegra, a la mascota de su mujer. Cualquiera lo hará mejor que esos personajes que usted contrato.
    6. Haga extensas selecciones de personal. Haga que sus potenciales empleados vengan a su empresa 3, 4 y hasta 7 días. Descártelos y no les pague nada. Antes que agradezcan que se les tuvo en cuenta.
    7. exija saco y corbata y minifalda con tacones, así sea viernes. O sábado.
    8. Nunca reponga el microondas dañado de la oficina. Si los empleados presionan, pídales cuota para el nuevo.
    9. No compre papel para los baños. Total pa que?

    También podría seguir hasta el infinito, pero como que me estoy alterando... muy buen post!

    ResponderEliminar
  5. Decirle a los empleados que les va a aumentar el sueldo de acuerdo a sus conocimientos y crecimiento dentro de la empresa, pero después mandar al financiero a decirle que su jefe no tiene argumentos para realizarle el ajuste...
    Adicional darse cuenta que un sub alterno suyo le van a subir el sueldo sin contar con las mismas capacidades que usted y ademas quedaran ganándose lo mismo

    Eso es se un jefe HP!!!!

    ResponderEliminar
  6. Les faltó el acosador sexual que :

    1.la hace entrar cada vez que le da la gana para verle las piernas o el culo
    2.cualquier evento es propicio para armar plan fuera de la oficina y estar insinuándose etc.etc. etc.

    ResponderEliminar
  7. jajaja estàn buenìsimos los comentarios!! es definitivo, malos jefes es lo que hay!

    ResponderEliminar
  8. bueno voy a crear polemica..pero solo en un punto.. con lo demas estoy de acuerdo..

    soy jefe y de recursos humanos, y no saben lo que se siente estar al otro lado de la moneda..

    no soy tirana..

    pero estoy en una empresa de servicios(una universidad), donde el cliente esta haciendo fila afuera desde antes de abrir.. 8 am, y para dar un buen servicio se debe estar en la oficina 5 minutos antes; o a quien no le choca esperar.. el resto de la gente no te va a aceptar una disculpa como: habia mucho trancon, o me dejo el bus... esperan que a las 8 les contesten el telefono o abran las ventanillas de atencion... hayyyyy demorese dos minutos y tiene un motin.

    uno siempre se fija en sus problemas, pero son 400 personas(al menos en mi trabajo)que tienen todas una disculpa diferente por la llegada tarde.. seamos sinceros muy pocos tenemos nuestro reloj programado para llegar a tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno no me parece. Si uno tiene un trabajo que exige puntualidad, pues toca asumirlo, o si no para qué firmó. pero en los trabajos donde la hora de llegada no importa, sino el cumplimiento de metas y compromisos, la jodedera por la hora de llegada, por cuanto tiempo te tomó ir al baño o cuanto te demoraste almorzando o hablando por telefono es una maricada.

      Por otro lado, gritar, maltratar e insultar NO es una salida...

      Eliminar