08 agosto, 2011

Sin voluntad - vía @l0l1na

N0ta del autor: Creo que este cuento de @l0l1na es lo segundo que leo de ella, aparte de sus time line en twitter. Lo primero que le leí fue una participación también para este blog, en donde hicimos un cuento a varias manos para celebrar el primer año de Mil Para Siempres. Una buena historia, de esas que le gustan a los pocos fieles lectores que tiene mi blog. Caro, muchas gracias por apoyar siempre este blog.   
- - -
La conoció a sus 20, en un día de esos en donde el mundo te pertenece y nada de lo que pase a tu
alrededor te podría alterar. Era joven, blanca, hermosa… justo el complemento perfecto para su
inentendible soledad.

La buscaba en sus días, la acechaba de noche y solo en sus sueños podía desprenderse de ella;
donde quiera que fuese la encontraba, era su pesadilla, su elixir y su agonía, pero sin embargo era
tan bella y su compañía tan fascinante que solo con mirarla bastaba para calmar sus deseos.

Ella lo seducía, cada vez más, lo encontraba a la salida del trabajo, lo llamaba en las noches; se
metía en su cama, lo hacía delirar una y otra vez cada noche.

Al pasar los años, ella era su única compañía, nadie podía entenderlo como ella lo hacía, se apartó
del mundo, de sus amigos, del tiempo; de sí mismo..

Ya no existían los días sin ella, no existía un mundo completo, ni una noche estrellada... ya todo
era fantasía… y así de repente, sin saberlo; en silencio y solo con su compañía le llego la muerte
fría

Él siempre lo supo, carecía de voluntad para enfrentarsele, y su adicción por ella se le robo la vida

2 comentarios:

  1. Qué buen giro y qué realidad!! :D buena esa Caro!

    ResponderEliminar
  2. Sí fue un giro inesperado... Qué impactante es ver que algui te roba la vida y no hay nada que puedas hacer.

    ResponderEliminar