24 julio, 2011

Un invierno algo nocturno





Luego de aquella discusión me subí en ese viejo ascensor y bajé colocándome el abrigo negro que tanto te gustaba que me pusiera. Me detuve en la puerta de nuestro edificio, miré hacia afuera y me di cuenta que estaba nevando terriblemente. La furia con la que iba era aún mayor, tenía entre mi corazón un puñal muy grande que habías acabado de clavar. Abrí la puerta y sentí como ese frío podía penetrar cada fibra de mi piel, nada importaba, el frío podía ser insoportable, pero el dolor del corazón hacía que todo lo demás fuera una pequeñez.

Caminé y caminé por esas calles desoladas, caminé y caminé sin un rumbo. Tan solo recordando una y otra vez tus palabras. Vagué por la mitad de New York y a pesar del frío, de esa tormenta que estaba cayendo, caminé en medio de estos edificios, en medio de gente que corría para alcanzar un metro, caminé en medio de gente que lo tenía todo, tenía esa ausencia de vacío que hoy yo siento porque lo único que hoy tengo es mi único aliento, mi único pensamiento, el latir de mi corazón que hoy está destrozado pero que tiene todas las ganas del mundo para salir de esta tras escuchar las notas que interpretaba ese viejo pianista que pedía plata en la entrada a la estación del metro en la que finalmente decidí resguardarme.

Escuché una y otra vez esta canción. Cerré los ojos y pensé que estaban sanando algo, pensé que estaban curando estas heridas que habías dejado en mi. Miré a mi alrededor y sentí la mirada de una hermosa mujer que atenta seguía esta recuperación.

Se levantó, tomó mi mano y me levantó. Me dijo "ya no debes seguir muriendo por ese viejo desamor, sígueme". Subimos al metro y unas cuantas estaciones más adelante bajamos. Salimos de la estación y unas cuantas calles en silencio caminando llegamos a su casa. Tomamos un delicioso chocolate caliente y al son de unas cuantas notas de piano, luego de algunas palabras se acercó, me miró y me besó.

Un beso eterno, uno que no pensé volver a sentir luego de vagar en mis recuerdos, en mi pasado. Ese fue el comienzo de algo que duró mucho más de mil para siempres.


-  -  -
N0ta del autor: Un post inspirado en una canción que llegó a mi timeline de twitter vía @victoriacel1912 gracias a este tweet

1 comentario:

  1. me encantó!!! acabo de notar que muchas veces no cuentas los motivos de las peleas!! :D me gustó eso del chocolate y del beso, y de la eternidad!!! me gustó la canción:D

    ResponderEliminar