15 marzo, 2011

Experimental



Para soñar, para dejarse transportar en estas noches de soledad...  ahí vamos saliendo del tiempo, del espacio, de lo que nos ata a la realidad... hay que disfrutar cada movimiento musical, cada instante en el que el beat golpea nuestro oído y lo pone a bailar dentro de nuestra mente...

Todo tiene un tiempo, un golpe, un  movimiento y cuando la vida fluye, cuando se eleva a su máxima expresión dejamos de sentir la presión y nos permitimos indagar en nuestro interior... Dios, gracias por todo los favores que hoy he recibido...

Subí, bajé, me estabilicé.... ahora pienso, imagino y miro para atrás como una anécdota más... ahora bailo, disfruto y gozo, siento cada sonido que toca mi piel, mi fibra, de lo que estoy hecho y me entrego al calor musical que esto me produce... Ojalá pudieran sentirlo, expresarlo, tocarlo, bailarlo... Ese calor que me hace sentir vivo...

3 comentarios:

  1. :D as always... as always... maravilloso, además... me encanta que te sientas así... Bailemos, disfrutemos y gocemos... te amo

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno poder disfrutar de la música en toda su expresión

    ResponderEliminar
  3. Una buena manera de sentir y disfrutar la música
    La banda sonora del post.....Excelente!

    ResponderEliminar