27 febrero, 2011

Get it on

Un par de miradas habían bastado para atraer su atención, ella lo había visto desde el momento en el que entró al sitio, él ni la determinó. Ella tenía bastante claro qué quería esa noche y él le cumpliría ese sueño, sus amigas hablaban y bailaban con cuanto tipo las sacaba a bailar, ella no. No habían sido pocos los que la habían invitado a bailar, pero con su contundente "No" y esa mirada de fuego los espantó. En cambio con él el juego había sido diferente, él no la miró, no la determinó desde que entraron y a duras penas si la detalló al pasar por su lado camino a la barra a pedir un par de bebidas para el grupo de amigos que habían llegado con él.   

Volvió de regreso a su mesa con los tragos para todos y comenzó la rumba dura para ellos; cada uno había ido con sus respectivas parejas pero él en especial había venido solo, tenía mirada gacha, triste y disfrutaba del alcohol más que de la música del lugar. Ella había decidido hacerse notar, se paró a bailar sola, a una distancia prudente pero con el camino claro para que él se fijara en ese cuerpo escultural, esos jeans que se contoneaban sobre su figura de largas piernas y esa blusa que dejaba ver lo que la imaginación permitía escarbar...  Con la mirada fija en él atrajo su atención y luego de una canción volvió al sitio donde había estado toda la noche sentada bebiendo.

Pasó una y otra canción y al parecer había atraído la atención de más de un hombre del lugar con ese baile tentador, pero del aquel que le interesaba no. Ya no estaba en la silla donde lo veía tomar. Ella se levantó con la firme decisión de ir por sus cosas y largarse de ese lugar, pero tres pasos faltaron para sentir que tomaban su mano con fuerza, y oiría una voz susurrar "pedí esta canción en especial para que me la concedas a mi"... 

Se dió la vuelta conteniendo la respiración, era un momento mágico y para su sorpresa, si, había sido él... Su mirada no había cambiado, aún mantenía esos ojos tristes pero su rostro en frente de ella era perfecto. Él la tomó por la cintura y la apretó hacia su cuerpo, ambos olían delicioso y todas esas feromonas del deseo inundaron el lugar en el que lentamente sus manos recorrían sus cuerpos. Contonearon sus siluetas al va y ven de la música y se entregaron por completo a la imaginación, la pasión guiaba sus movimientos y para ellos no hubo más lugar, gente o tiempo a su alrededor al bailar esta canción.

Con sus manos sobre ella, sentía recorrer el mundo entero, esa química perfecta era la excusa exacta para dejar salir sus rígidos instintos masculinos y pícaramente jugar con el cuerpo de ella con la excusa de la canción. Rozaba sus senos con sus brazos, ponía sus manos al terminar la espalda sin cruzar la barrera de lo atrevido, rozaba su rostro y ponía los labios tan cerca de los de ella pero sin llegar realmente a tocarlos, solo buscaba su pasión.  

Esa canción no terminaba y ellos habían comprendido con la expresión de sus cuerpos que este baile había despertado los más absurdos deseos sin decir una sola palabra más que su lenguaje corporal, el de su tacto con el otro, de su piel sobre la otra.  Movimientos lentos de cinturas perfectamente apretadas una a la otra, de grandes manos recorriendo su espalda y sorteando su ondulado cabello para acceder a su cuello, ese sentimiento en el que ha tocado un lugar sensible y esa piel suave, tersa se comienza a levantar para ponerse espigada porque ella ya supo que al pasar por ahí su mano inundó de humedad parte de su cuerpo el que le daría lo que fuera por tener dentro el placer de sentir su piel recorriendo palmo a palmo cada centímetro de esa pasión junto a ella. La giró con fuerza y la puso de espaldas a él, acomodó su parte más rígida de él en medio del pecado de ese jean y contoneó el movimiento haciendo que ella se diera cuenta que no era la única que tenía el deseo a flor de piel. Ella volvió a girar para estar de frente, mirarlo fijamente a los ojos que habían desbordado ese pecaminoso instinto y preguntarle ¿Tu casa o la mía?

-  -  -  -

Slowly... Slowly... Slowly... Slowly... Slowly... Slowly... 

(another day) 
At sit down to right about you
wonder if you give to me a photo
and list one millions stuff expecting to dedicated to you
truthly I lie I am not

Come on moved alone al compas de este son, hey
hasta que llegue el son that's a we get it on, hey

Another day, (you're baaaad)
a got some time... a got some time... 
a got some time... a got some time, (so baaaad)
I still just go

mira don't trust me no
a million questions
subelo más y aprieta tu connection
feeling better cuando oigo that song
me siento chilli cuando me das ese feeling...

Come on moved alone al compas de este son, hey
hasta que llegue el son that's a we get it on, hey
come on moved alone al compas de este son, hey
hasta que llegue el son that's a we get it on, hey

come on moved alone al compas de este son, hey
hasta que llegue el son that's a we get it on, hey
come on moved alone al compas de este son, hey
hasta que llegue el son that's a we get it on, hey

PACHA MASSIVE - GET IT ON
-  -  -  -
n0ta del autor: ahí perdonarán la letra, pero en realidad la busqué y la busqué y no la encontré... Me tocó a la vieja usanza: oir una y mil veces esta deliciosa canción para tenerles la letra ahí. Las palabras que están tachadas fueron las que no pude reconocer bien y pues CREO que así son, más sin embargo, sin me ayudan sería demasiado nice...

5 comentarios:

  1. :D!!!!!!!!!!!!!!! me transportó!!! Me encantó!! se perdomna la letra, el esfuerzo lo vale!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho una historia no me enredaba tanto, muy bueno y la canción ya la estoy bajando, es perfecta!!.

    ResponderEliminar
  3. Super! hace cuanto q no escribias con esa pasion, por Dios! me encanto y la canción genial!

    ResponderEliminar