02 noviembre, 2010

Au revoir à des problèmes

Había salido de la oficina. Iba recorriendo la ciudad de un lado al otro para llegar a su casa. Era un día común y corriente y en su cabeza no  paraban de dar vueltas tantas cosas, el dinero, que pagar lo uno, que pagar lo otro, había que girar plata para esto y para aquello. Ella querría salir y también había que tener plata para todos sus caprichos...  

De repente pensó, esto no se soluciona de ninguna otra manera más que bailando. Le marcó a su celular y le dijo: "Te espero en el bar TAL" (si así se llamaba ¬¬)



Pasó media hora y al verla entrar por la puerta del sitio comenzó a sonar esta canción. 



Las luces se bajaron y solo se veían algunas coloridas recorriendo todo el lugar... Tomó por sorpresa su mano, la llevó a la mitad de la pista de baile y solo se permitieron bailar... Allí moviéndose sensual y desparpajadamente olvidaron el resto del mundo, la vida seguía su curso pero en esta pista de baile la adrenalina no permitía traer a la mente ningún otro pensamiento que le atormentara, no existía la plata, no existían las deudas, no existían los demás más que esa sensual mujer bailando enfrente de él...

La mémoire d'un temps où nous avons dansé... alose on danse...

5 comentarios:

  1. Amo esa sensación de bailar en medio de una pista, logrando esa máxima conexión con mi parejo, y una desconexión total con el resto del mundo. Ese momento es único...!

    ResponderEliminar
  2. En ese momento el mundo no existe....Perfecto!

    ResponderEliminar
  3. ;) nice nada como olvidar los problemas bailando

    ResponderEliminar
  4. Q rico!! bailar y más desparpajadamente jeje.. se escucha genial esa palabra!.
    Muy lindo post!...Genial!

    ResponderEliminar
  5. Qué delicia! Ahh carajoo!!! Lo haré! Lo necesito

    ResponderEliminar