24 octubre, 2010

Una cena deliciosa


Había sido un día muy largo de oficina, el estrés de la ciudad esa noche de viernes era inigualable y solo pensaba en llegar a mi casa, poder abrazarla, disfrutar de un buen vino tinto y una cena deliciosa preparada por ella misma. Ya muy pocas lo hacen hoy en día...  Luego un poco de música lenta, encender el fuego de la chimenea y volver a bailar como lo hacíamos juntos cuando nos conocimos y comenzábamos a compartir todos estos años juntos.

Luego de una hora de camino pude llegar a mi destino, busqué las llaves en el abrigo que llevaba puesto, luego de haber dejado el carro... Caminé hacia la puerta y dentro no se veía una sola luz, al parecer ella había salido. Abrí la puerta con un poco de desilusión por no encontrarla, pero desde el momento en que puse la llave en la cerradura de la entrada sentí un delicioso aroma, era el olor a mi comida favorita. Abrí la puerta y vi como el lugar estaba perfectamente decorado con velas que marcaban el camino de la entrada al comedor, caminé sigilosamente y cuando me acerqué a la puerta de la cocina allí te ví. Un par de copas en la mano izquierda, una botella del vino que me gusta en la derecha y caminando con ese vestido rojo hacia mi. Tu mirada puesta en mis ojos, sirviendo el vino y tus piernas caminando con esa propiedad que me lograban enloquecer. Tus labios rojos, y tu cabello sobre los hombros descubiertos que dejaban entrever un poco el plan que estabas llevando para una noche de pasión.

Un beso y un "Hola" con una voz muy sensual  fue el saludo. Pasé mi mano alrededor de tu cintura y ese vestido ligero dejó sentir un poco esas tangas diminutas que me habías ocultado de su compra hasta esa noche...   Un nuevo beso y me preguntaste si quería ya la comida. Quería poder pasar al siguiente capítulo de esa noche, pero con tal cuidado lo había preparado que era imposible reusarme. Había que hacer un poco más de ganas.

Ibas y venías de la cocina luciendo esas hermosas piernas, seduciendome con ese caminar. El vaivén de tus caderas, esa cola que parecía diseñada por los Dioses que iba y venía de un lado para el otro. Tomé un poco más de vino para distraer el hambre. Finalmente a la luz de las velas y hablando de lo lento que había pasado el día para volver a estar ahí  junto a ella comenzamos a cenar. Hicimos más hambre el uno del otro.

La cena fue perfecta. Ahora quería pronto ese postre...

Pasamos a la sala luego de haber recogido la mesa. No podía negarte que estaba deseando este momento desde que venía hacia la casa. Un poco de música lenta y una mirada al fuego, a esa pasión por arder. Más vino y ella junto a mi con mi brazo rodeándola, su oído sobre mi pecho y ella en una mano la copa de vino y con la derecha sobre mi pierna.  Con esa picardía de empezar a lograr lo que quería comenzó a subir esa mano. Sonrió al sentir cómo mi corazón comenzaba a aumentar mucho más su ritmo. Sabía lo que hacía, se levantó del sofá, puso su copa sobre la mesa, tomó la mía y en un movimiento sutil dejó ver parte de su ropa íntima al agacharse dejando mi copa la mesa. 

Un beso sutil y seductor, se sentó sobre mi y así avanzó la noche, sus manos sobre mi cuerpo, las mías sobre el suyo. Eramos un solo fuego, una sola pasión tocándonos, besándonos y amándonos de la forma perfecta. Nuestros movimientos se hicieron una sola poesía y al final fue declamada por un suspiro que no quería salir de nosotros hasta que la mañana se hiciera presente. Sus ojos, su cuerpo, su cabello, su calor, su belleza,  eran una tentación que no había conocido nunca antes y que habían hecho que cada noche de regreso a casa viviera una cena deliciosa...

7 comentarios:

  1. No sé qué es mejor... si la canción, la narración o la técnica de la protagonista!!!

    ME ENCANTÓ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! TODO!!

    Me emocionó y todo!!!!!! :D

    ResponderEliminar
  2. Un conjunto perfecto...la clase de cosas que algunas deberíamos recordar y otros quisieran hacer más a menudo...de los ingredientes 'no-tan-secretos' que hacen de la vida en pareja esa receta impredecible que hay que re-inventar cada día!!!! WOW!! =D

    ResponderEliminar
  3. Perfecto!
    La música y la manera en la que describes paso a paso todo

    ResponderEliminar
  4. Hola!! hace mucho no t leía por falta de tiempo, pero cada vez q leo algo tuyo me haces estremecer con esas historias tan lindas.
    Gracias por existir y por hacerme transportar a un mundo maravilloso.
    Estuvo genial!!

    ResponderEliminar
  5. huyyy no... me dejaste fue antojada... ojala todavia existieran hombres que les gusten eso, porque la mayoria dice que eso es de romanticos pedernidos... que que perdida de tiempo.

    ResponderEliminar