10 octubre, 2010

Te pienso, luego existes


Tomé tu mano, te miré y había escuchado esas últimas palabras que me habías dicho. Sabía que era la última vez que lo haría, que te sentiría cerca. Sopló una fría brisa que movió tu cabello y te hizo reaccionar a la sensación que dentro de ti producían  mis miradas. Te había pedido que no lo hicieras, que no te fueras de mi vida una y otra vez pero al parecer ya no podías ceder más ante la tensión que esta relación ya te producía... 

Con un suave movimiento bajaste nuestras manos que aún se encontraban entrelazadas, me soltaste con ellas abajo y tus últimas palabras fueron "nunca te olvidaré". 

Salí de ese lugar, mis lágrimas aún recorrían mi rostro y el camino a mi casa sería largo. Pensé y pensé la forma de volver el tiempo y nunca lo encontré. Pensé y pensé la forma de recuperarte y tampoco la hayé. Muchas noches y muchos días sufrí, me morí en vida por ti. Lloré, lloré y lloré... 

Así pasó el tiempo y el dolor, aunque iba mermando, aún se mantenía ahí alimentado por algún momento, algún objeto, algún lugar o alguna circunstancia  que me revivían tu existencia en mi mente. Y durante años enteros se repetíó esta misma historia.

Ahora dueles menos.

Y justo en este momento recibo una llamada tuya, una sorprendente llamada en la que me dices que has recorrido medio mundo  tratando de encontrar algo que se pareciera a nuestro amor y que no has podido encontrar nada parecido ni en nadie, ni en ningún lugar. Soñar no es lo mismo si son sueños sin mi, reír no es reír por completo si no es a mi lado y amar no es amar si no nuestro amor.  Hoy solo puedo escucharte, tratar de mantenerme a raya y no dejar que esta pequeña ilusión sea un oasis en mi vida, un oasis de ilusiones que ya había perdido, un oasis de felicidad.

Ahora quieres que nos veamos, que hablemos y tengo miedo, cuánto ha pasado? tal vez uno, dos, tres días?meses? o años? Pero, hablar de qué? no me aseguraste aquella vez que separarnos era lo mejor para los dos? Y otra vez estoy acá, cayendo en esta tentación de pensarte, de tenerte en mi mente dando vueltas, tantas que podrías estar ya mareada.   Será que por ello aún existes? Pero mi respuesta se reduce a un TE AMO  que no sale de mis pensamientos sino de mi corazón que no ha logrado reponerse de las heridas que le causaste.

No logro olvidarte y aún con mi dolor a cuestas quiero que sepas que ahora existes únicamente cuando te pienso. Te pienso, luego existes...

* * *
En conmemoración de un cumpleaños
FELIZ CUMPLEAÑOS


N0ta del autor: Los personajes y pensamientos que en esta historia se reflejan hacen parte de la ficción, así que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, 

9 comentarios:

  1. Precioso....

    A veces me pregunto si ese alguien que te desecha una vez, tiene el derecho a volver con el tiempo a ponerte la vida de cabeza... y si es bueno permitirlo...

    Y claro, no he encontrado respuesta!! :D

    ResponderEliminar
  2. Hermoso ...

    Con respecto al comentario de state_0f_mind yo tampoco he encontrado la respuesta. Aunque me inclino por dar una segunda oportunidad... de esta manera uno no se queda con la incertidumbre de "qué hubiera pasado si..."

    ResponderEliminar
  3. Hermoso y tan real, que creo que a muchos, casi todos nos ha pasado...Además no importa si la persona está o no fisicamente, lo que importa es que cuando amamos la persona no se va.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por este regalo, sabes que cada palabra tuya me encanta

    ResponderEliminar
  5. GRACIAS POR EL REGALO... UN BESO GRANDE, SIEMPRE ME HA ENCANTADO LO QUE ESCRIBES DEBERIAS HACERLO MAS SEGUIDO

    ResponderEliminar
  6. Por eso alguna vez amé... Para leer esto y sentirlo con el alma.

    ResponderEliminar