14 abril, 2010

La última vez - Parte I

Era el mejor momento en mi vida como un todo. Tenía una novia divina, había cambiado de trabajo y estaba descubriendo de él muchas cosas maravillosas, estaba conociendo personas valiosas en él y este era un nuevo enfoque en mi vida.


Llevaba un mes en este trabajo y ya tenía que pararme frente a cuatrocientas personas que no conocía para darles una conferencia de lo que a duras penas había leído. No entendía mucho, pero el reto que me generaba esta presentación me hacía esforzarme muchísimo más. Clara desde Medellín me apoyaba, me mandaba mucha energía positiva y todo su amor que yo recibía de la mejor manera. La capacitación estaba en mis hombros en la parte tecnológica, además de las fotografías para alimentar la página que estaba a mi cargo y la presentaciones que debía hacer sobre los temas que me habían asignado.


Estaba muerto del susto, todo debía salir perfecto, el sonido, el video bean, el computador, las luces, todo. La noche anterior a ese viernes no pude dormir. Hablamos como siempre hasta media noche con Clara y luego de un "Que todo te salga muy bien" nos despedimos.


El día de la capacitación amaneció, era una mañana viernes helada. Llevaba una camiseta de la fundación y un jean, gafas oscuras para el sol que por esa época acompañaba mi ciudad, una chaqueta y la mejor actitud de enfrentar este reto. Dios, empezaron a llegar los voluntarios a quienes les daríamos la capacitación y la verdad no tenía en ese momento una cifra de más o menos cuantos debían llegar, pero llegaban y llegaban y no paraban de hacerlo.


Mis compañeros comenzaron a registrar uno a uno los participantes, mientras yo adentro los recibía con buena música. Y no es casualidad, tenía todo preparado para lucirme ese día. Llevé varias ideas bajo la manga, cosas que descrestaran a mis jefes. El ambiente lo comencé a subir cuando el auditorio estaba casi a reventar. Música nueva, de moda y para subir el ambiente. Y de repente, apagamos la luz, termino el sonido y todo el mundo con un aplauso comenzó a alentar a la gran jefe. Ella quedó sorprendida de esto, la verdad luego de su intervención me dijo: "Oye, los dejaste muy arriba y la energía ahí enfrente está muy fuerte, que chévere..."... Ja! punto a favor. La siguiente intervención era de la gerente de los programas internacionales, que venía de USA y luego de ella habían unas actividades al aire libre. Paula, que debía hacer las actividades me dijo en ese momento, en ese preciso momento: "Cami, creo que tu debes hacer alguna actividad, tienes toda la energía para movilizarlos" y por mi mente pasó un "QUEEEE?". Tomé el micrófono y anuncié que la siguiente actividad sería en la plazoleta que se encontraba al frente saliendo del auditorio. No tenía ni idea que iba a hacer, en realidad en lo único que pensaba era en que quería gozarme esto y que quería una muy buena actividad para que todos quedara concentrados para las siguientes conferencias, por lo que pensé, debe ser de actividad física para que la concentración luego sea mayor.


Salimos y creanme, luego de vencer mi timidez y de ir pensando en que se me ocurriría que hacer metí un grito: "QUIERO UN CIRCULO EN 15 SEGUNDOS Y EL QUE NO ESTÉ EN EL LO VOY A PONER A CARGAR LAS CAJAS DE LOS CALENDARIOS TODO EL DÍA" Y yo no lo podía creer, todos estos pelados de colegio, universidad y los jóvenes con discapacidad me hicieron caso. No hubo uno que no corriera y no se moviera a las ordenes de mi voz. Con fuerza y certeza de lo que hacía asumí mi rol y la actividad que me inventé fue todo un éxito, todas esas sonrisas y las cosas bonitas que le decían a uno luego de la actividad fueron un muy buen medidor. Volvimos al auditorio y en realidad todo esto me había hecho pasar una llamada a Clara. El evento era en un auditorio de la U. Javeriana en el que no entraba la señal de celular, pues quedaba sobre la avenida quinta y allí muy difícilmente entra la señal. Luego de las conferencias y las charlas dictadas por los invitados esa mañana salimos a almorzar. Durante el almuerzo llamé a Clara y le conté toda mi felicidad de este nuevo trabajo, pero ella estaba molesta. Me reclamó por qué le "había apagado" el celular y comenzamos de nuevo a discutir. En la tarde sería mi conferencia, pero esta discusión me había cambiado el día.


- - - C O Q U E T E O - - -


Todo el mundo conocía mi faceta feliz, pero esta faceta de seriedad no era la más propicia por lo que alguien, que me oyó discutir en ese momento con Clara (una voluntaria llamada Ana, para ser más específicos) me dijo. No te dejes opacar, esa linda energía que tienes y esa sonrisa tan bonita debe seguir contagiándonos. Bueno en realidad Ana era una estudiante de una universidad y no estaba nada mal. Y para que a uno le digan eso sin siquiera conocerlo debe ser por algo. Le sonreí y le dije, "hay cosas que los seres humanos ni siquiera logramos entender y los hombres mucho menos a  las mujeres"...

6 comentarios:

  1. Que emocionante!!!! Y qué susto!!!! Bueno queda demostrado que el que tiene madera, tiene madera!!!! Ahora, la que parece con mente de madera es Clara... Uhmmm qué le dio?? Desde cuando acà apagar el celu es un delito??? Ahora de invirtieron los papeles?? La celosa es ella?? Y que se viene con Ana??? OMG quiero màssss!!!

    ResponderEliminar
  2. El que es lider y tiene madera de dirigente, se sobrepone siempre a las dificultades y tu demostraste eso enteramente en este dificil reto, y en cuanto a Clara, pues por lo visto esta reaccion de celos y peleas será la marca definitiva para la separacion, presiento algo raro pero nada, esperemos a ver que pasa.

    ResponderEliminar
  3. Excelente!!
    Que buena esa actitud.. aunque no te conozco en persona.. eso es lo que proyectas en twitter... como dice Naty el que tiene madera, tiene madera!!!!
    y ahora con Clara que??? jajajaj queremos saber que paso!!!
    masssssssss por fa!!!

    ResponderEliminar
  4. Esto me huele a final... ¿qué le pasa a Clara?, será que después de lo de Panamá ¿no la tiene clara?

    Me encanta la energía que tiene la historia

    ResponderEliminar
  5. Si lo lee y se emputa no me importa pero tengo que repetirlo....Esta nena tiene aserrín en la cabeza o que!?
    Después de todo lo que han tenido que pasar y busca una disculpa tan estúpida como esa para generar una discusión? No me jodan!
    Acaso nunca a estado en sitio donde se pierda la señal?? O se le olvida que ella SI apagaba el celular??
    Ahora.....Y Ana?? Quiero saber que pasó ahí??
    Post!!!!

    ResponderEliminar
  6. Q BONITA ES ESA ENERGIA POSITIVA Q SIEMPRE TIENES!, SE TE NOTA RESTO Y ALLÍ QDO REFLEJADA.
    Y EN CUANTO A CLARITA, NO MIJA!........ ASI SI NO!, OJALÁ PASARA ALGO BUENO CON ANITA JAJAJA......
    MEJOR ESPEREMOS A VER!!

    ResponderEliminar