10 marzo, 2010

Tan cerca, tan lejos – Parte X

Sentado en el avión y con mi mp3 conectado a mis oidos me puse a recordar cada momento a su lado, inclusive los que no estuve a su lado mientras ella iba a clase a estudiar, por que yo la llevaba hasta la universidad, la dejaba y me iba a dar vueltas por ahí mientras tanto, mientras la pensaba todo el tiempo. Volvía por ella a la universidad y era solo para mi el resto del día. Hicimos de todos los planes posibles juntos. Y cada uno de esos planes a su lado me movían las fibras de cada pedazo de mi ser pero que rompía mi corazón al caer en cuenta que nuevamente estaba sentado en un avión de regreso a Bogotá. A la triste realidad de estar lejos de ella.


Así regresé, triste y solo, pero con ella clavada al fondo de a mi corazón.

4 comentarios:

  1. Que lindos momentos los que se pueden compartir!!
    Pero eso quedara siempre en el recuerdo asi estes lejos!!
    divino!!!

    ResponderEliminar
  2. y volver volver volver!!!! Lejos de ella...
    Creo que los recuerdos son lo mejor de este viaje. Saber que las ganas de quedarte a su lado son cada vez mayores!!

    Ahora? a pensar en la próxima visita? semana de receso???????

    Quiero más!!

    ResponderEliminar
  3. Triste tener que dejar a la persona que tanto amas....Pero bueno vivir de esos recuerdos y buscando la manera que el reencuentro no sea muy lejano

    ResponderEliminar
  4. pero sin caer en cuenta de la realidad, no serian tan magicos los momentos a su lado..

    creo que esos sentimientos son mejores cuando tienes contra que compararlos, o si no de que serviria ser feliz 100% del tiempo.. no se le sacaria tanto gusto a lo demas

    ResponderEliminar