09 marzo, 2010

Tan cerca, tan lejos – Parte VIII

Acostado sobre la cama en la que la noche anterior me había acostado, me desperté. Mi corazón latía a mil y y mi cabeza se levantó confundida con todo lo que en el sueño había visto. Escuché salir un carro y me levanté. Entré al baño y no oía a nadie. Que raro, se habrán ido todos? Volví al cuarto y cuando entré estaba Clara entre la cama. Me saludó y me dijo que todos habían salido, que por fin tendríamos tiempo para nosotros.


Comenzamos a besarnos. Yo la miraba como si fuera un nuevo sueño, pero esto ya era real, sentía sus labios, su cuerpo. Su mirada y su sonrisa eran evidencia que había muerto, estaba en el cielo. Pero su cuerpo sobre el mio y la forma como latía mi corazón me centraban la idea de seguir en la tierra.


Fue una hermosa mañana junto a ella.


Le conté sobre mi sueño y esa fue la primera vez que le pregunté ¿Cuál sería el primer recuerdo que tendrías de mi si algo así me pasara?. Una pregunta en la que ella, aún hoy, no prefiere pensar.


Nos levantamos, nos organizamos y así se nos fue la mañana...

9 comentarios:

  1. Maravilloso es el amor! Què bueno que continúa!!!
    Ahora vuelve la incertidumbre!!! Y ahora????

    ResponderEliminar
  2. casi me matas del susto!!!

    porque siempre nos preguntamos que dejamos de recuerdos, en vez de preocuparnos por dejar los mas maravillosos, no nos preguntemos por el mañana, es mejor vivir el hoy y sin remordimientos.

    ResponderEliminar
  3. omg !!!
    que felcidad !!
    :)
    Graciasssss por continuar... y de que forma !!!
    ayyyyy que hermoso!! enamorados ellos!
    :)

    ResponderEliminar
  4. ehhhh celebro por que sigue esta hermosa historia.. yo me rehusaba a pensar en tal fatal final!!!

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que no me ves la cara de "tonta feliz" que tengo, me alegra mucho que sigas con esta historia, que nos entretengas y nos tengas a todas otra vez a la expectativa, maravilloso sueño pero mejor el Despertar.

    ResponderEliminar
  6. Noble giro de la historia, de la pesadilla a la maravillosa realidad de sentirse vivo! Otros son los sueños despiertos de los que no se quiere ver la realidad. Y otros tambien son los sueños con ojos cerrados en los cuales produce tanta rabia despertar . Como esta mañana ...
    La vida ni es sueño , ni es pesadilla es simplemente ilusión.

    ResponderEliminar
  7. Tengo sentimientos encontrados....
    1. Estoy feliz por saber que todo fué un mal sueño y que esta historia que logra convencerme cada vez que la leo que el amor si existe no ha terminado.
    2. Estoy que mato al escritor de la historia por jugar de esa manera con mi pobre corazoncito! Me hizo llorar con el post anterior como niña chiquita y me sale con esto!!!
    De tomas formas sigo completamente enamorada de Mil Para Siempres!

    ResponderEliminar
  8. El amor.. el amor...

    Muy buen post. Já que bien que continue. Otra vez nos tocó armar sindicato para que no pasen muuchos días sin leer la historia nuevamente!

    Love it!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, poniéndome al día... ¡Qué bueno que esta historia siga! Yo estaba preocupada por todo lo que se había venido a pique para Clara... Lograste asustarme...

    ResponderEliminar