12 marzo, 2010

Bodas de Oro – Parte II

"Camilo hay que ir a hacer ..." y así listó mi mamá las tres mil cosas que aún habían pendientes. Yo no me había levantado, pero con todo esto había que estar en pie hacía por lo menos una hora recorriendo la ciudad de arriba a abajo corriendo, llevando, trayendo, organizando, cargando, etc. Nos arreglamos, desayunamos juntos y nos fuimos tras nuestra misión. Me acompañó a todo, fue la perfecta compañía.


La misa era a las 5pm. Volvimos al apartamento y comenzamos a arreglarnos. Ella en uno de los baños, yo en el otro. Que nervios. Quería verme espectacular para ella. Me afeité muy bien, loción de exquisito aroma, corbata nueva, camisa nueva y el vestido nuevo. Para que, pero papasito si quedé. Salí del baño muy arreglado y bajé a llevar una de las cajas que había que llevar al carro. Me moría de ganas de verla, quería saber cual era la sorpresa que me tenía. Bajé por el ascensor deseando que saliera ya. Llevé la caja al carro y subí, cuando entre a mi cuarto ella ya estaba afuera. Tenía un vestido negro divino. ajustado a su cuerpo perfecto. Dios, me caso ya!!! - Pensé. Clara me sonrió y me preguntó que pasó. Mi cara era evidente, me había encantado. Le sonreí y le dije: "Wow, te ves divina". A lo que me respondió: "Y si supieras, estoy sin tangas". Quedé frío, por mi espalda pasó un corrientazo al que reaccionó todo mi cuerpo. La expresión de mi cara cambió, y así sería de graciosa que Clara se burló de mi reacción.


Mis viejos estaban en el otro cuarto, arreglándose. Mi hermana había salido con mi tía y nosotros estábamos en el cuarto con la puerta entre-cerrada. Comenzamos a besarnos apasionadamente y sentir su cuerpo tan cerca al mio comenzó a calentar el ambiente de esta habitación. Pasó como tenía que pasar. Nos moríamos de miedo, mis viejos al lado en cualquier momento podían salir, pero a pesar de esto nos arriesgamos y fue una de esas veces que nunca se olvidan por todo, por el momento, por las circunstancias, por ella.


8 comentarios:

  1. No hay nada como una mujer que sepa provocar!!! Con esa frase, ella sabìa lo que querïa, y lo logró!!!
    Muuyy buen post!!!

    ResponderEliminar
  2. Grandioso !!!
    y la adrenalina !!!
    eso le da el mejor toque a la situación!!!

    Suuuuuuper !!!
    arriesgarse!!!
    Deliiii el momento!!!
    :)

    Buenisimo !!

    ResponderEliminar
  3. ouchhh como son de buenos esos momentos en donde uno se entrega a lo que siente y mas el miedo, las emociones se multiplican por mil...

    me imagino que los dos estaban divinos !!! que rico que compartan tantas cosas que quedaran en el recuerdo por siempre...

    ResponderEliminar
  4. Definitivamente las mujeres sabemos como y cuando queremos las cosas....De lo contrario no hubiera hecho ese comentario.
    Máximo! La adrenalina y el miedo de saber que en cualquier momento podían aparecer los papás de Camilo me parece que hicieron de eso algo super exitante.
    Me encanta!

    ResponderEliminar
  5. muy buen post....
    vivir la adrenalina de esos momentos es lo maximo!!!
    como dice carlos vives: las mujeres, las mujeres, las mujeres..... jajaj cuando sabemos lo que queremos, lo logramos!!!

    ResponderEliminar
  6. JAJAJA.........Q MOMENTO TAN ESPECTACULAR FUE ESE, GENIAL!!.
    ESTUPENDO POST!

    ResponderEliminar
  7. Ufff esto sí es amor jajaja Digo porque no es solo el romanticismo y todas esas cosas bonitas, sino también diversión, picardía y sorprender a tu pareja.
    Me cae bien Clara :D
    Excelentes experiencias como vos decís inolvidables.

    ResponderEliminar
  8. como es de bueno vivir la experiencia de la adrenalina en esos momentos mas claves entre una pareja, y más cuando hay más que solo deseo de por medio!! :D

    ResponderEliminar