11 marzo, 2010

Bodas de Oro - Parte I

Marzo, tres de la tarde del viernes. No iba a ir a clase en la universidad, y como ya trabajaba, había pedido permiso en la oficina para faltar. Había demasiadas cosas todavía por organizar y además de todo lo pendiente, hoy llegaba Clara a Bogotá. Hora estimada de arribo 8pm. Todo era una sorpresa para los abuelos maternos, cumplirían 50 años de casados y habría misa y un buen parrandón en conmemoración de semejante fecha.


Corra y lleve las cosas para el salón de recepciones, traiga y lleve el trago, un montón de pequeños detalles, que reunidos harían muy felices a mis abuelos y a toda nuestra familia en esta fecha tan especial. En la noche ya estaba muerto con todo lo que tuve que hacer (bueno de hecho todos ayudamos en esto). Pero a pesar de este cansancio, me fui con el mejor de los ánimos para el puente aéreo al que Clara llegaría. Estuve puntual allí.


Estaba muy emocionado, eran varias cosas. La fiesta, Clara, la familia lejana, la familia cercana. Todos reunidos. Pero lo más importante era que ella iba a conocer a TODA y era toda, toda la familia que yo puedo tener por el lado de mi mamá. Sí, son un montón. No veía la hora de ver a Clara salir por esa puerta. Verla cargar su maletota (con la que siempre venía así fuera un fin de semana. Obvio es niña), que me mire a lo lejos y sonría, le brillen esos hermosos ojos al verme y sucedería lo que exactamente pasaba durante los dos años que ya llevábamos de novios, cada vez que volvíamos a estar juntos. Un abrazo fuerte, una sonrisa espléndida y un beso apasionado. Por fin la vi. Venía preciosa. Tenía ese saco blanco de cuello ancho y un jean ajustado. Por Dios, cada vez la veía más divina. Y pasó tal cual lo había imaginado. Todo a su lado era perfecto.


Fuimos hacia el carro hablando del diario vivir que ya teníamos. Me contó de su familia, de los perros de todo lo que le había tocado hacer para que no la dejara el avión en Rionegro, para alcanzar su vuelo. Su sonrisa entre charla y charla lo valía todo, todo ese esfuerzo por llegar a tiempo al puente aéreo, cualquier cosa que hiciera era mínimo al lado de tenerla a mi lado y poder verla sonreír. Fuimos al apartamento. Organizamos sus cosas y la invité a salir a tomarnos una cerveza en el Bogotá Beer Company de la 19 con 122.


Esa noche me picó la curiosidad diciéndome que el vestido que había comprado para la fiesta del día siguiente era divino. Que le marcaba la figura y que, además, me tenía una sorpresa. Yo no me quedé atrás, le piqué el gusanito de la curiosidad contándole que esa sería la primera vez que me vería en corbata. Que había comprado un traje, solo para esa ocasión. Los dos quedamos más antojados. Ella por que se moría por verme así y yo por que lo que me había contado del vestido me descoordinó por completo.


Así entre cuentos, cervezas y charlas se nos fue la primera noche de esa visita.


8 comentarios:

  1. Y nos dejas asi?? Oohhhhhhhh por dios! Quiero saber mas de como son las cosas 2 anios despues!

    ResponderEliminar
  2. Es super cuando se tiene la oportunidad de compartir con la familia de la persona que quieres...
    Me imagino lo que sentía Clara !!!
    que emoción !!!
    y todos !! super arreglados!! tan bonitos...
    arreglados el uno para el otro...
    ^^

    Puro Amor !! :)
    vamos a ver que pasa cuando se vean cada uno con se respectiva pinta. !!!
    :)

    ResponderEliminar
  3. jijiji Dios ya ni trabajando me espero pa leer y comentar esto jaja no te enojes Naty xD
    Qué bellezaaaaaa, qué bonito!!! ♥
    Me encanta me encanta me encanta esta historia y ya quiero capítulo nuevo jaja otro otro xD.

    ResponderEliminar
  4. ahhh que nota cuando se pica la curiosidad del otro con pocos detalles...
    es rico tener un nivel de confianza tan alto que no se necesitan grandisimos detalles para hacerse feliz uno al otro..

    mmm por favor el proximo post lo mas detallado posible... para imaginar la emocion, el momento y como se veian cada uno.

    ResponderEliminar
  5. Siempre dejandonos con intriga!
    Ya quiero saber todo!!
    La fiesta...importante porque conocerá al resto de la familia.
    Pero también quiero saber que paso con la corbata y el vestido!
    Reacciones!!!

    ResponderEliminar
  6. Asshhhh volvimos a los post inconclusos... Já ya quiero saber que pasó.

    Además porque conocer a TODA LA FAMILIA es demaciado importante, además que los nervios en esas situaciones aveces no ayudan...

    Pero después de dos años termina uno conociendo la familia así no la haya visto, y eso ayuda a que cuando se vean quizá ya se tenga alguna idea de cómo será ese encuentro!

    ResponderEliminar
  7. Que lindo!!!
    quedamos super intrigados de que paso en esa fiesta tan importante, conocer la familia entera, el traje y el vestido, como la pasaron..... ay queremos saber todos los detalles!!!

    ResponderEliminar
  8. Tan basico e intrigante, esos pequeños detalles que se convierten para tus lectoras, en el suplicio de nuestros días...

    ResponderEliminar