28 febrero, 2010

Tan cerca, tan lejos – Parte V

Abrió la caja y miró dentro. Me miró y con los ojos vidriosos me sonrió. Me dijo gracias y en un movimiento inesperado me abrazó frente a su familia y me besó. Su mamá miró dentro de la caja y se la enseñó al papá, juntos sonrieron. Llevé mi maleta al cuarto donde me quedaría y allí nos pusimos a hablar con Clara. Me dijo que mi visita inesperada la hacía muy feliz y que había deseado mucho estar ahí, en ese instante. A mi lado. Le pregunté que pensaba del regalo y me dijo que le había encantado. Y en realidad fue así. Yo moría de hambre y le dije a Clara que saliéramos a comer. Ella me dijo que era mejor quedarnos, prepararnos algo y arruncharnos juntos a ver una película. Una muy buena opción porque en realidad el frío era impresionante. Clara preparó unos sandwich y había jugo en la nevera que yo ayudé a servir. En realidad sentía que hacíamos un gran equipo.


Nos sentamos a cenar. Sonreíamos cada que tímidamente nos mirábamos. Eramos mutuamente felices compartiendo ese tipo de instantes. Cenamos y mientras lo hacíamos en la sala había una especie de revolución. Alguien venía en camino. Los papás de Clara se habían puesto a organizar bastantes cosas y entraron a la cocina para evaluar que había para brindar de picar. No era mucho por lo que don Demetrio tuvo que salir por algunos víveres.


Llegó un carro con cuatro personas en él. Que susto, eran los hermanos de la mamá de Clara. Era común en ellos subir hasta aquella casa cada vez que don Demetrio volvía a Colombia. Tomarse unos tragos y departir durante largas horas. "Les presento al novio de Clara, Camilo" - dijo Stella, "Mucho gusto" acoté. Sonrieron y respondieron cada uno. Muy formales. Luego pasaron al sector de los cuartos y dejaron sus cosas donde yo tenía las mias. Miré a Clara y ella entendió con solo esa mirada que yo estaba preocupado por dónde me iba a quedar. Ella con una sonrisa me hizo saber que no había problema y que eso estaba solucionado.


Comenzaron a servir el aguardiente. Llevaban una garrafa. A lo que yo pensé, debo tomar poco, ellos me están conociendo y no sería una buena impresión embriagarme. Ahora bien, tampoco puedo pasar por grosero y no recibir lo que me ofrezcan. Gran dilema.

8 comentarios:

  1. Como bien dijiste un día, no es lo que hay en la caja, sino los momentos que se viven juntos!!!!!
    Qué lindo todo!
    Qué lindo encontrar un coequipero, un cómplice!!!

    Nice post... love it

    ResponderEliminar
  2. Y que había dentro de la caja!??
    ayyyyyyyyyy
    tengo la curiosidaaaaaaaad!! xD

    super el post !!
    :)
    hermosos momentos los que se pasan al estar junto a la persona que quieres ! :)
    Me encantò !! como todos ! :)
    a la espera del otro ! :D

    Mua ! :)

    ResponderEliminar
  3. Que lindo... me encanto!!! esos momentos son maravillosos... y ahora compartir con la familia de Clara.. jajaj esperando a ver como te fue!!

    ResponderEliminar
  4. no hay nada como tener la sensacion de que se hace un gran equipo, y que se complementan tanto el uno al otro que no es necesario palabras, solo miradas para decir mucho mas..

    me encanto el detalle, y sobre todo el vivir situaciones parecidas, ella conocio a la familia de el toda de una vez, ya tal parece que asi sera con el.

    ResponderEliminar
  5. Esta bien....Lo importante es el tiempo juntos, eso está claro.
    Pero yo si quiero saber que había en la bendita caja!!!!
    Deli la sensación de saber que se cuenta con una persona y que solo bastan unas miradas para entender lo que tiene el otro para decir.
    Y a portarse bien y nada de embriagarse en frente de toda la familia. Al fin y al cabo, la primera impresión es la que cuenta

    ResponderEliminar
  6. Ayyy!! y qué había en la caja????? O_o
    Espero que no hayas tomado mucho jajaja compostura ;)
    Qué bonito!! esta historia es lo mejor!!!
    Gran post, me encanta como siempre!! (L)

    ResponderEliminar
  7. Que emoción!!, pero nos dejaste con la incógnita de qué había dentro de la caja

    ResponderEliminar
  8. Yo también quiero saber qué había en la caja... jejeje... :P

    ¡Qué bonita relación la que uds construyeron poquito a poco! Estoy enamorada de tu historia con Clara... jejejeje...

    ResponderEliminar