22 febrero, 2010

Tan cerca, tan lejos - Parte III

Clara respondió: "Eres el único hombre de mi vida y así quiero que sea para siempre". Con la voz entrecortada le di las gracias por haber hecho eso por mi y le dije que quería pasar toda mi vida a su lado. Una sonrisa iluminó mi rostro toda la tarde mientras estuve en clase. Cada palabra suya me hacía tan feliz. Cada sonrisa que me sacaba podía ser replicada durante varias horas en mi. Era como estar viviendo en un sueño perfecto. Donde todo era perfecto.


En la universidad me empezó a ir mucho mejor. Creo que toda esta buena energía influía para que mi realidad fuera perfecta. Mis amigos no entendían como de la noche a la mañana fui tan feliz y creo que no les importaba (o tal vez si pero nada podían hacer).


Nuestras almas empezaron a andar juntas. Sinceramente juntas, una al lado de la otra. Todo lo que hacía era pensar, respirar y suspirar por ella. Creo que en ella también pasaba lo mismo.


Nuestra rutina era conversar hasta largas horas en la noche. Todas las noches la ilusión era llegar al computador. Y así pasaron varias semanas. Ocho para ser exacto. Era la hora en la que  nuevamente la ilusión y la emoción hacían parte de nuestras vidas. Ya era justo para los dos y nuestras ganas de estar cerca. Nuestras miradas iban a volver a cruzarse. Nuestros corazones a arrebatarse al estar otra vez cerca el uno del otro.


Era una tarde soleada. Mi avión partiría al final de la tarde. Para esto tenía que terminar de recoger las notas de la universidad y correr hacia el aeropuerto para alcanzar el vuelo. Esfuerzos que valían la pena por ir a ver a la mujer que amé.


Esta vez era la primera en la que hacía un gran esfuerzo económico por estar junto a Clara. Uno de universitario tenía que ahorrar demasiado para darse estos lujos y al haber culminado mi semestre como se debía, era justo el premio que necesitaba. Estar junto a ella.


Además eran vacaciones. Podía estar en Medellín durante 15 días aunque ella continuara estudiando. Y es que en su universidad las vacaciones no eran como las del resto del país. Allá los clavan hasta en Junio y les dan solo 15 días de vacaciones en Julio. Pero mis ganas por estar junto a ella podían superar todo eso.


Llegué al aeropuerto cerca de las 7pm y bajar hasta su casa era media hora. Me moría por llegar y no solo por verla sino por el regalo que yo le llevaba. Me llamó a mi celular preciso apenas aterricé y me preguntó "tu donde estás?" yo le tuve que decir una mentira piadosa. Pues como ya deben suponer no tenía ni idea que yo iba camino a su casa. Ella sabía que iría pero no este día. Me pidió que me conectara al messenger que quería verme. Yo le dije que me demoraba una media hora en llegar a un sitio con Internet.


Creo que su corazón le decía que yo estaba muy cerca. Pero su mente, siempre apegada a la realidad, le decía que no era posible por que yo estaba a 1000Kms de su ciudad. Me llamó dos veces más. Y en la última llamada le dije que apenas me viera (creyendo que era por Messenger) le iba a dar una sorpresa. Su curiosidad creo que no la dejaba. Me la imaginé mordiéndose esos labios deliciosos, y mirando el reloj cada 2 minutos para que pasara el tiempo cada vez más rápido.

9 comentarios:

  1. Sabía que la espera valía la pena!! Qué emoción!!! Un reencuentro!!!
    Me encanta esta historia y mucho!!
    Gracias por alegrarme esta terrible noche!!

    ResponderEliminar
  2. Puchica!!!! pero que es esto, esto es regresar carajo!
    Qué buen post, como siempre me pone a suspirar ♥

    ResponderEliminar
  3. wow.. un viaje de imprevisto que nota de sorpresa.. asi quien no se enamora..

    lo mejor es decir te amo y ser correspondido y que se llene de sentimientos todas y cada una de las palabras que se dicen...

    esperando mas!!!!

    ResponderEliminar
  4. Esta historia cada vez me atrapa más, es tan parecida a la realidad que asusta. Creo que hace que extrañemos cada vez más ese toque de misticismo y aventura que pone el amor en la vida. Ya quiero saber qué viene!

    ResponderEliminar
  5. OMG !!!
    un viaje por ella!!!
    D:
    y de sorpresaaaaaaaaa!!!!!!!!!
    OMG !!!
    que hermosa historia!!
    cada vez me enamora màs!!!
    ^.^
    Daleeee!!
    lo que sigueee!
    el reencuentro prontoooo!!!
    :D

    ResponderEliminar
  6. Me parece del carajo cuando una historia -aunque no acabe- lo deja a uno con una sonrisa. O con el sentimiento que sea. Cuando es así es porque logró su cometido y está bien hecha.

    ResponderEliminar
  7. Que lindo!
    Después de tanto tiempo lejos y de haber hecho un gran esfuerzo volverán a encontrarse de nuevo.
    Siempre lo digo, pero Amo esta historia y todo lo que ella puede producir

    ResponderEliminar
  8. Jajaja otra vez quedamos todos pegados al techo, que contraste de sentimientos provocas cuando uno lee esto, a mi por lo menos un par de suspiros y como siempre con la expectativa..

    ResponderEliminar
  9. que chevere un nuevo encuentro... super!!! que sorpresa tan linda!!

    ResponderEliminar