01 febrero, 2010

La tercera cita – Parte VII

Llegó la noche, por fín llegó la noche. Y digo por fin por que fue un día eterno. Tanto darle vueltas a esta nueva noticia. Vimos televisión juntos, arrunchados en mi cama. Cenamos con mis viejos y mi hermana. Pero las cosas seguían tensas. De mi cabeza no salía la idea de alguien más en su vida.


Esa noche volvimos a hablar. Creo que ya le había dado las suficientes vueltas a la idea y tenía que salir de ello. Hablamos. Y abrazados, mirándome a los ojos me juró que apenas volviera a Medellín ella terminaría ese "error que había cometido" (Como ella misma lo aseguró).


Su mirada me desarmó. No tuve más opción que desarmarme, bajar mi guardia y entregar mis armas al amor. Creer en ella. En tratar de perdonar un error que realmente había sido causado por un momento que no se dio y que si las cosas estaban sucediendo de esta forma era porque todo empezaba a fluir para nosotros.


Al día siguiente estuvimos de compras por la ciudad. Ropa y muchas otras cosas en centros comerciales. Caminábamos demasiado juntos, abrazados y cuando el tiempo se descuidaba le robaba segundos entre sus labios. No había nada que me hiciera más feliz.


Estuvimos en cine y aunque no logro recordar que película vimos, recuerdo que fue delicioso ver una película entre sus brazos. Sentirla ahí conmigo. Esa noche la luna apremiaba redonda y grandota. Entraba por la ventana todo su resplandor. La casa nuevamente sola y la tentación en el aire. Sus besos eran como miel, como agua en el desierto. Eran cada vez más deliciosos. Nuevamente hicimos el amor y siento que todos los temores que había tenido el día anterior respecto a lo nuestro se fueron desvaneciendo con cada beso y con cada mirada.


Eran casi las 12 de la noche, se acercaba mi cumpleaños y esa noche perfecta marcó el único cumpleaños que nunca podría olvidar. Ella a mi lado era lo único que necesitaba mi vida para seguir soñando. Para complementar la perfección. Era lo único que le había pedido a la vida en ese momento para que ese nuevo año que empezaba en mi vida fuera perfecto.


- - S U R E G A L O - -


Luego de una noche de pasión, y faltando pocos minutos para las doce, ella se levantó de la cama. Tomó su maleta y sacó de ella....

15 comentarios:

  1. Esa costumbre de dejarnos en punta!!!
    Espero que el ritmo de los posts siga asi de frecuente para no morir de angustia!
    Qué viva la inspiración

    ResponderEliminar
  2. Y así estabas pidiendo votaciones!?
    Esto es lo que necesitamos....Lo que nos emanoró!
    Y como de costumbre nos dejas con ganas de más...
    Ahora solo espero que hayas tomado la decisión correcta.

    ResponderEliminar
  3. cada día me enamoro mas de la historia; ademas la inspiración del autor me hace meterme mucho mas en el rollo....
    DEFINITIVAMENTE me encanta!

    ResponderEliminar
  4. ayyyyy que maldaaaaddd!!! siempre dejandonos en suspensooo!!
    me recuerda a mi propia historia de amor que fue y ya no es... pero la recuerdo sonriente

    ResponderEliminar
  5. lo dije el amor de verdad no se la lleva bien con el orgullo...

    ResponderEliminar
  6. ole nooo!!
    como nos va a dejar asi!!??
    el colmoo!!!

    tupale!!
    a ver pues saque ese otro post rapidito!
    que me deja angustiada!!

    xD

    ResponderEliminar
  7. Jaaaaaa, era lo que tenía que pasar. Siempre es mejor dar una segunda oportunidad y no arrepentirse después por no haberlo hecho.

    Pero me parece una falta de respeto que nos dejes asíii... esperando al siguiente post para saber que te regalo! :D

    ResponderEliminar
  8. noooooo... que saco!!!

    no voy a poder dormir..

    pistas o lo que sea. :(

    el amor nos hace olvidar cualquier falta... que nota que asi pase.

    ResponderEliminar
  9. Me encanto este post... saber que pudo mas el amor que un pequeño error.... que hermoso!!
    umm me encanta leerte.... y sea como sea me gusta mucho que nos dejes con la intriga de que pasará.... porque quedamos mas pendiente de esta historia.

    ResponderEliminar
  10. Volví a leer la historia y suspiré. Qué bonitas palabras encuentras para narrar los hechos.

    La frase que más me gustó fue "Caminábamos demasiado juntos, abrazados y cuando el tiempo se descuidaba le robaba segundos entre sus labios. No había nada que me hiciera más feliz"

    Gracias por hacerme suspirar!

    ResponderEliminar
  11. Los sentimientos son fuertes tanto que cuando se ama no importa el pasado o las decisiones mal tomadas, lo importante es saber VIVIR el buen momento, como bien lo pronunciaste en el anterior post, vivir el ahora!

    ResponderEliminar
  12. Hola!! Ay por fin la leí. Pero de todo esto me estaba perdiendo?? No lo puedo creer.
    Gracias Cami por compartir esta hermosa, romantica, inspiradora y única historia! Qué honor ser parte de tus selectos lectores ;)
    En fin, puedo decirte que leí el primer capítulo hoy y no pude parar, me cautivó por completo, es de esas cosas hechas con el corazón que logran aguarte el ojo, emocionarte, hacerte un huequito en la panza... sentí de todo leyendo esto. Qué bonita forma de transmitir tus sentimientos, tu pasado, esa parte importante de tu vida.
    Felicidades! Y eso sí, te advierto, aquí me tendrás toda intensa (como muchas otras jeje) esperando ansiosa e impaciente la siguiente publicación, y echando carreta!.

    Saludotes!!! (@PeytonJuanita) :)

    ResponderEliminar
  13. Leyendo esto, me acorde de la cancion de Calamaro "El amor es mas fuerte: Pueden robarte el corazón,cagarte a tiros en Morón,pueden lavarte la cabeza por nada, Pero el amor es mas fuerte.

    Esa paz, esa vida, esa luz que sientes y vives cuando estas al lado de la persona indicada, eso se llama AMOR.

    ResponderEliminar
  14. MMMHHH!! Q LINDO ES EL AMOR, PORQ LO PUEDE TODO HASTA EL PERDON. ESO ES AMAR DE VERDAD, APESAR DE LAS DIFICULTADAES.
    HERMOOOOOOSOOOO!! ESTE POST.

    ResponderEliminar
  15. Cami, eres sencillamente un príncipe... no podía entender cómo después de lo que te dijo la aceptaste, la abrazaste, la besaste y la tuviste entre tus brazos otra vez...ese es amor real... ese que es capaz de perdonar y justificar algo que para mí no tenía razón de ser...

    ResponderEliminar