06 enero, 2010

Un pedazo de mi...

Le pedí el favor a alguien que me conoce, que me describiera. Quería saber como me ve el común en general. Ella es una buena amiga a quien realmente podría pedirle este favor. Pues resaltaría lo bueno pero no olvidaría lo malo de mi. Escribe como se debe escribir. Y logró un relato subjetivo hecho por una verdadera amiga, que ha logrado en poco tiempo lo que en muchos años han desperdiciado varios. MI AMISTAD SINCERA Y LEAL.


- - -


Una visión sobre alguien en particular


Hace 128 días conocí en persona a alguien más musical que yo. Incluso, que puede llegar a hablar más que yo y eso es todo un logro. Por eso, creo que tengo que escribir sobre él.


Mide 1.93, es calvo –no por ausencia de pelo, sino por decisión propia-, aunque creo que extraña tener el pelo largo como lo traía cuando las normas sociales se lo permitían, tiene una sonrisa sincera y unas manos que muchos envidiarían. Logró que quisiera conocerlo con un reto. ¿Yo costeña, tu cachaco? Ja! ¿Que quién baila mejor? Me descrestó. Baila bueno, pa´ qué.


Camilo Andrés no es fácil de entender. Toma tiempo verlo, y comprenderlo porque tiene una muralla muy alta escondida detrás de esa sonrisa encantadora. Pero cede y se abre. Todo con él es un tema de confianza, de que vea en ti sinceridad y buena energía. Él cree en eso: en los flujos, en las conexiones, en la interacción con el universo y el entorno. Con ellos se conecta. Tiene sus formas. Así como yo ahogo mis demonios en el mar, él recarga sus baterías subiendo a una montaña. Quedé en acompañarlo alguna vez, ¿será que me lleva?


Escribe. Y en sus textos demuestra una sensibilidad que no muchos tienen. Por eso sé que cree en la magia y en el amor. Está dispuesto a enamorarse, pero le da miedo. Claramente, esa locura a la que él equipara con amor lo ha maltratado en algunos casos y es difícil volver a entregarlo todo, cuando te han pateado el corazón.


Tiene muchos miedos, todos alimentados por el temor a que los lastimen. Y no se trata solo de amor, sino de las mentiras, de las falsas máscaras, de los chismes, de la mala onda. Eso se debe a que cree en la amistad. En esa amistad incondicional que está a tu lado y te sostiene la mano en las buenas, las malas y las peores. Él es de esos, de los que no te deja botado: corre al auxilio. La única condición es que quieras ayudarte.


Irradia mucha felicidad. Lo tienes al frente y es una marea de energía positiva que te invade, se te pega. Pero también se pone triste. En esos momentos calla. Se vuelve reservado. Habla solo cuando está listo para hacerlo, y cuando eso pasa, te mira a los ojos y se destapa. No exige consejos, pero los oye y se siente agradecido por ellos.


También explota. Y cuando eso pasa no sabe callar. Calla cuando ya es demasiado tarde. Ahí le falla el carácter. Dice cosas –creo yo que sin pensar- que pueden ser muy hirientes. Cuando acaba la erupción, se raya, no oye motivos, se cierra. Lastima, quizá sin quererlo, y ante eso, solo queda esperar que se le pase. No decir nada. Quedarse a su lado en silencio hasta que se sienta tranquilo. En ese momento pide disculpas, agacha la cabeza y asume.


Aunque se rehúse a creerlo es el centro de atención. Le sale natural, tiene ese ángel para liderar conversaciones, rumbas y echarse discursos. Talento natural creo yo. No le interesa competir con el sol, pero su personalidad es arrasadora, por eso a veces opaca al astro. Habla fuerte, y cuando se toma unos tragos de más, lo hace con acento cachaco pero en tono costeño, es decir, casi que grita. Y con esos mismos tragos de más abraza mucho a la gente a su alrededor, se desinhibe.


No ha matado al niño que lleva dentro. Aún se emociona con los detalles y se sorprende con facilidad. Es noble. Da sin esperar nada a cambio. Pero guarda las distancias. Bien escogida su frase de cabecera “léame para que me conozca, pero no muy de cerca porque me espanto”. No asfixiar, no reclamar, no juzgar. De lo contrario, se da la vuelta y se va.


Pero también vive como un adulto. Es responsable, buen hijo y trabajador. Entiende el valor de hacer bien las cosas. Absorbe todo el conocimiento que puede, y lo replica. Creo que sería un buen maestro –aunque debe trabajar mucho en incrementar sus niveles de paciencia-. Improvisa solo cuando es necesario.


Su gusto musical es amplio. Puede pasar de Radiohead a Bomba Stéreo o de U2 a Rikarena en  una misma tarde. En esto también es ciclotímico. Varía dependiendo del día, del ánimo, del clima y de las ganas. Su canción del año que acaba de terminar fue “feeling good” de Muse, aunque muchos lo identifican más con “I know you want me” de Pitbull o “I´ve got a Feeling” de Black Eyed Peas.


Es buen parche, buen besador y buen anfitrión. Coqueto y buena onda. Hincha furibundo de SantaFe. Fan de U2. Quisiera poder viajar e ir a ver a todos sus grupos en vivo, en primera fila. De seguro lo logrará pronto. Ama el teatro, le gusta el cine, la carne, la pizza de pollo mielmostaza de 1969 y bailar al son de La 33. Toma mucha coca cola y es alérgico al chocolate en tasa. Toma cerveza y whisky, aunque si le ofreces vodka o guaro, no se negará.


Hace 128 días que lo conocí y espero tener mucho más que eso para despejar esas dudas que me quedan, porque sé que en el proceso de curar heridas y cerrar ciclos, me quedan muchas cosas maravillosas por descubrir.

7 comentarios:

  1. Después de leer esa descripción solo me dan ganas de tenerlo en frente y reconocer todas esas cosas bonitas que dices de él.
    He tenido la fortuna de cursar palabras con él por medio del teléfono....De hablarnos varias veces por msn y de devolvernos varios tweets.
    Lástimosamente el destino no quiso que nos conocieramos el año pasado pero fijo este año me traerá fortuna de verlo, y de ver también a la personita que hizo tan buena descripción.
    A los dos un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  2. Por lo que he podido percibir y recibir se que te han descrito de la manera acertada, me falta mucho por descubrir de ti, pero sigo con esa hermosa percepcion de haber encontrado una persona simplemente espectacular en la vida, gracias por dejarte descubrir.

    ResponderEliminar
  3. Cami, luego de leer esto que hizo tu amiga siento que te conozco de toda la vida. He percibido muchas cosas maravillosas en tu forma de ser desde que tengo la fortuna de conocerte y leyendo esto, me doy cuenta de que no es sólo mi percepción sino una hermosa realidad.

    Lo que está descrito es la huella que dejas en todos los que te conocemos, te escuchamos y te queremos.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  4. Wow! Te lo dije ya, este post me dejó así O_O
    Me dan ganas de conocerte de verdad, porque lo poco que "sé de ti" lo que leo, la energía que muestras y además de esta descripción, te dejan, como dijo Lorena, con ganas de tenerte en frente de una vez.
    Si una persona puede hablar así de ti, como tu amiga (me imagino quién es ;) ) en, relativamente, tan poco tiempo, es definitivo: Sos una gran persona, con cualidades y defectos como todos, pero dispuesto siempre a superarlos y dejarse ayudar, con sueños y miedos, también como todos...
    Espero seguir leyendo este blog, que ya antes lo había hecho, seguirte, conocerte más adelante y claro, pegarnos la bailadita xD. Saludos desde Medallo!!

    ResponderEliminar
  5. wow.. que buena descripcion de ti..

    me siento contenta de conocerte, no solo por todo lo que dicen de ti, si no porque aunque es poco lo que te conozco, tienes una chispa que se contagia y te hace pasar mejores los momentos..

    espero poder seguir conociendote

    ResponderEliminar
  6. Que buen post! Nada mejor que leer lo que piensan de uno tanto las buenas como las malas :D Tienes personas maravillosas que te rodean todos los días nunca lo olvides!

    ResponderEliminar