11 enero, 2010

La tercera cita - Parte II

La noche previa a su viaje hablamos. Hablamos mucho, no queríamos que se nos empezara a ir el tiempo. No queríamos que se nos fuera ningún detalle. Teníamos todo calculado. Era sábado y el domingo ella ya estaría a mi lado.


Ese domingo cumpliría mi hermana años, tres menos que los que yo cumpliría seis días después, y mis papás le tenían preparada una reunión en la tarde con mi familia (mis abuelos maternos, mis dos tios maternos y cinco tíos más por el lado de mi pá y cada uno con sus respectivas familias). Clara sabía que habría una especie de reunión familiar, lo que no tenía ni idea era que mi familia era un poco extensa y que ese día conocería a casi toda la familia que nos rodea.


Esa mañana amanecí demasiado emocionado, colaboré como nunca con los detalles de la reunión del cumpleaños de Mónica. Siempre pendiente del reloj, pues a las dos de la tarde llegaría el avión que traería a la mujer de la que me estaba enamorando tan perdidamente.


Compré el ponqué y algunos aditamentos para las onces que brindaríamos. Pero de mi mente no salía el momento en el que nuevamente pudiera abrazarla. Volví a la casa, almorzamos e inmediatamente salí hacia al aeropuerto. Tengo que reconocer que faltaban 15 minutos para que el avión aterrizara, pero con mi forma infantil de manejar en esa época, todo podía quedar a tan solo 10 minutos. Corrí demasiado y aunque este fuera un trayecto normal de 30 minutos, demoré solo 15. Parqueé el carro, me bajé corriendo y atravesé las puertas del puente aéreo. Allí tras las puertas automáticas de salida de pasajeros, con su maleta en mano y su celular en la otra la ví. Sonreí.


6 comentarios:

  1. Bueno... Me volvió a brincar el corazón de la emoción!!! Esto avanza... No me quiero imaginar los ojos de clara cuando conozca a TODA la familia!! Todo un reto!!! Aayyy quiero ese beso se reencuentrooooo
    Menos mal volviste a escribir. Esperarè en silencio, el siguiente post! ;)

    ResponderEliminar
  2. Cami, se me puso la piel de gallina al leer este post. Estoy supremamente emocionada y ya quiero saber qué pasó cuando por fin la pudiste abrazar... Qué historia tan bonita, con cada post me atrapa más.

    ResponderEliminar
  3. JEANNETH ARANGUREN11 de enero de 2010, 14:43

    OYE! POETA!
    ESPERE UNA SEMANA POR ESTE CAPITULO Y DESPUÉS DE LEERLO CREO Q NO ME VOY A DESPEGAR DE LA SILLA PARA Q PONGAS EL PROXIMO, POR DIOOOOS!!.. SI ESTA
    RE GUENA Y LINDA ESTA HISTORIA, LO MALO ES Q ME VA TOCAR ESPERAR UNA SEMANA MAS, PERO BUENO VALE LA PENA.

    ResponderEliminar
  4. esta historia cada dia se pone mas buena... que emocion.. que monton de sentimientos debieron sentir..

    ResponderEliminar
  5. Cada vez es más bonito lo que se siente al leer un nuevo capítulo....
    Solo me queda por decir que muero por saber lo que pasará con Clara cuando se encuentre con la familia completa...Que nervios!

    ResponderEliminar
  6. Que susto conocer toda la familia de una vez, dandole la respectiva seriedad al asunto, porque ya cuando te llevan a la casa es porque la cosa es super segura y concreta.

    ResponderEliminar