14 diciembre, 2009

Mi Viaje - Parte VI

Ella saltó corriendo de la cama a su gigantesco vestier, el cuarto siguiente al que nos encontrábamos. De allí se puso una camiseta y un pantalón de sudadera. Y aún así, desarregladita, se veía preciosa. Yo también salté de la cama, busqueé mis jeans, mi camiseta y me metí en la otra cama. Asustado.


Clara salió, saludó a su mamá y ambas se alejaron del cuarto donde yo me encontraba. Se dirigieron a la cocina y allí murmuraron un par de frases que nunca supe qué fueron y luego volvieron las dos. Clara entró al cuarto, yo ya me estaba arreglando para irme cuando detrás veo que también la mamá, Stella, entraba al cuarto y con una sonrisa medio obligada me dijo: "Mucho gusto, yo soy Stella, la mamá de Clara María" - a lo que yo determinadamente acentué: "Mucho gusto, Camilo" y continué: "que pena que nos haya encontrado acá, la verdad es que todo..." y ahí me interrumpió diciendo: "Yo lo entiendo, es que Marg siempre hace ese tipo de cosas. Usted debe estar muy cansado ¿Verdad?" y yo: "Si señora" y ella continuó: "Claro, ayer llegó y anoche no lo dejaron dormir" en lo que Clara interrumpió apenada: "Mamá..."  - En ese momento Stella salió del cuarto diciendo: "Bueno, bienvenido y si quiere seguir durmiendo, bien pueda.... ¿Quieren desayunar algo?" Clara salió detrás afirmando la invitación de desayuno y yo me metí al baño para confirmar la teoría que se me vino a la mente en la mitad de la conversación. Me asomé al espejo y era cierto. ME VEÍA TERRIBLE y así me conoció la mamá de la mujer que invadía mis pensamientos. Me eché suficiente agua en la cara para tratar de borrar las huellas que dejó la noche de desvelo. Arreglé un poco mi cabello largo y salí del cuarto. Me dirigí a la cocina para ver en qué podía ayudar a preparar para nuestro desayuno y la hospitalidad de esta mujer era impresionante. Me invitó a sentar y me empezó a preguntar acerca de mi vida. Realmente fue menos peor de lo que me había imaginado en ese momento en el que sonó la puerta.


7 comentarios:

  1. When everything is meant to be... It will be!!!! Jajajaajjjajaja de la angustia al descanso!!!! Love it!

    ResponderEliminar
  2. Excelente Camilo, simplemente excelente!

    ResponderEliminar
  3. Por algo dicen que "Después de la tormenta, llega la calma"....Ahora sí a disfrutar el tiempo que queda al lado de ella.
    Amo esta historia!

    ResponderEliminar
  4. Es obvio que las cosas pasan siempre en su momento, la verdad me alegro que entre Clara y Camilo no hubiese pasado nada, no, porque fuese virgen o no tuviera un preservativo...
    Es que no era el momento, no era la circunstancia. Aunque no haya que pensárselo tanto, si hay que pensarlo un poco y no dar un paso en un segundo... acaso no hace falta conocerse un poco mas, estar realmente seguros? Quien es? Como es?
    El hilo conductor de este post es el romanticismo, y es asi como deben suceder las cosas, lo que todas y cada una de las mujeres sueñan... una maravillosa pasión, pero llena de romance y un verdadero sentimiento de sentirse deseada pero a través de un sentir fuerte y duradero.
    El post toma un giro divertido con la llegada de la mama y su "resignación" ante el comportamiento de su hija... después de todo eso se volverá una anécdota de miles de risas entre la complicidad que apenas nace entre los protagonistas

    ResponderEliminar
  5. no podia esperar menos, me imagino que Clara ya habia hablado con la mama sobre Camilo.. y la ilusion que tenia.

    Que monton de emociones todas juntas, amor, pasion, trsiteza, rabia, miedo, desilusion... esta historia lo tiene todo

    ResponderEliminar
  6. No fregués que la mamá resultó tan buena clase...jajajaja... qué chévere y qué alivio para ambos que la señora se haya portado tan bien... Estuviste de buenas...

    ResponderEliminar
  7. jajaja no me esperaba esa respuesta para naaaada!!! Por q la mama dijo q ella siempre hacia eso?

    ResponderEliminar