08 diciembre, 2009

Mi Viaje - Parte II

Cada vez que pensaba en que iba a viajar, recuerdo que mi expresión cambiaba. Miraba al cielo y lo único que hacía era pensar en el momento que llegara a Medellín y la viera nuevamente. Con CLARA hablábamos todo el tiempo de eso. Incluso hasta llegó a prometerme que al vermeme saludaría con un pico en la boca, como juntos lo habíamos deseado hacer desde el mismo instante en que nos vimos por primera vez.


También planeamos cada cosa que iba a hacer cuando fuera: ir a conocer el Pueblito Paisa, salir a comer en algún buen sitio. En fin, toda la organización necesaria para que al momento de estar allá, no fuera a perder un solo instante, pues el tiempo era corto y al tercer día estaría de nuevo en un bus de regreso a mi realidad y lejos de ella nuevamente.


Esos dos meses se pasaron muy rápido. Comenzó la universidad y la rutina diaria era sorprendida con sus llamadas, sus mensajes de texto que, simplemente, me llegaban al corazón, sobre todo, esos correos que aunque cortos (pues nunca le ha gustado escribir mucho) decían lo completamente necesario para que toda mi energía estuviera concentrada en verla ese 19 de Marzo que ya pronto se acercaba.


Cada instante que pasaba sentía más nervios y aunque el tema económico ya no era un problema, ya tenía toda la plata para viajar. Persistía ese susto que jamás había sentido en mi vida. La razón era que al evaluar esto que iba a hacer, el resultado no era otro que era una completa locura.


El día del viaje me levanté muy temprano, tenía universidad y había que hacer maleta. Una maleta ligera, para un viaje en bus y un fin de semana memorable.

8 comentarios:

  1. Hasta cuando!?
    No puedo más.....Necesito que se vean!
    Creo que la espera para la llegada de ese momento se ha hecho más larga para mí que para los protagonistas de la historia.
    Ahora....Un pico en la boca? En ese momento solo esperaría el beso más perfecto del mundo!

    ResponderEliminar
  2. Carajo!!! me deja sin palabras Camilo!!! quiero saber que pasó!!

    ResponderEliminar
  3. Si seguimos con esta espera, me va a dar un infarto al miocardio!!!! Ahora. Qué ansiedaaaaadddddd la de los personajes!!!! Ese encuentro va a estar reee bomba! Con tantas ganas acumuladas!!! El primer abrazo va a ser eterno, como ir al cielo!!!!!

    ResponderEliminar
  4. La espera se hace larga!!
    el volver a verla...
    tenerla entre los brazos!!
    compartir cada momento a su lado!!
    Algo que se hiciera eterno!!

    Nos vas a matar de la emocion!!
    y lo unico que espero es que cuando se vuelvan a ver!!
    Los Dos! sean taaan felices y se sientan tan completos como alguna vez lo esperaron (soñaron) ...

    ResponderEliminar
  5. El amor en verdad produce esta magia que describes en tus post, ese vivir con intensidad cada momento, ese valor a cada palabra ,a cada pequeño detalle, la distancia como valor agregado al sacrificio de la espera, se compensa con toda la felicidad del anhelado encuentro que tanto estamos esperando.

    ResponderEliminar
  6. huyyy si de acuerdo con Lorena...

    un pico no... un beso de esos que sube un corrientazo por todo tu cuerpo, y el mundo se mueve en camara lenta...

    lo peor de todo es que cuando uno tiene muchas ganas de algo el tiempo corre super lento hasta llegar ese momento, y cuando lo esta viviendo en un abrir y cerrar de ojos el tiempo se acaba...

    ya quiero que llgue el momento..

    ResponderEliminar
  7. Ese encuentro esta demoradooooo, vete ya pa medellin carajo... quiero saber ya!

    ResponderEliminar
  8. Qué suspenso caray. Esto hay que hacerlo libreto para novela!

    ResponderEliminar