04 diciembre, 2009

El Regalo - Parte VI

Yo: "¡¡¡Hola!!!" - Ella: "¿Por qué no me dijiste nada de este regalo tan hermoso ayer?" - Yo: "quería que fuera sorpresa, pero además que llegara en el momento indicado. Aunque debo confesarte que ayer cuando llegó mi regalo estuve a punto de decirte todo" - Ella: "Hiciste de esta navidad algo inolvidable..." - y así continuamos hablando por un largo rato, felices, sonriendo y por mi parte sé que hasta mi mirada cambiaba cuando oía su voz. Me agradeció y me hizo saber que estaba muy feliz por todo lo que entre nosotros estaba sucediendo.

Se llegó año nuevo y todo siguió dándose, hablábamos ahora todos los días, trasnochando entre conversaciones por celular y messenger. Fueron largas noches que en su momento me parecían extremadamente cortas, pues saber de ella todo nunca era suficiente para mi.

Año nuevo volvimos a hacerlo especial con una llamada al filo de las doce de la noche. Deseándonos que todos nuestros sueños, ilusiones y objetivos ese año se hicieran realidad para que fuéramos muy felices ese año que estaba empezando.

5 comentarios:

  1. Yo estoy muy enamorada de los personajes y de la historia!!!! quiero que se vean yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Espero que de ese sea el regalo de navidad para las lectoras
    jejeje

    ResponderEliminar
  2. Cada vez la historia se hace más interesante y un poquito tensa al saber que pasan los días y muchas llamadas pero no se ven....Espero que el encuentro sea máximo!

    ResponderEliminar
  3. Esta historia cada vez mas interesante, el anhelado encuentro se posterga por un tiempo para mi ya demasiadoo, pero asi son las buenas cosas tardan en llegar pero llegan.

    ResponderEliminar
  4. lo mas interesante es que pasan los dias... y la ilusion y la emocion no se pierde.. crece cada momento
    como crece las ganas de conocer mas de la historia.. =)

    ResponderEliminar
  5. Confieso que extraño sentir esas emociones. Que te cambie la mirada con sólo escuchar una voz es lo mejor, es mágico. Por ahora me dedicaré a disfrutar de ese sentimiento ajeno. Me lo robaré mientras tanto.

    ResponderEliminar