23 noviembre, 2009

Su cumpleaños - Parte IV

Yo tenía muy claro que esto iba a cambiar lo que fuera que estuviéramos empezando. Esa semana siguiente, solo hasta el jueves volvimos a hablar. La llamé, quería saber qué había pasado con ella y cómo seguía su vida luego de su cumpleaños. La vi un par de días conectada pero no fui capaz de decirle nada y estoy seguro que ella esperaba que yo diera el primer paso para volver a hablar, por su orgullo y porque lo había tocado de cierta forma. Aunque era claro para ambos que no teníamos nada aparte de mucha atracción el uno por el otro.

Pasaron varias semanas, un poco más de un mes y así se llegó el final del semestre. Las cosas iban mejorando con el pasar de los días pero su cumpleaños fue un choque muy fuerte que tuvo repercusiones de las que más adelante me enteraría y que le darían la explicación un poco a la actitud que ella proyectaba hacia mí. Aunque lo que hablábamos en las noches no cambiaba y era tan fuerte que por mi parte la ilusión de tener alguien como ella a mi lado no había desfallecido.

- - E M P E Z A N D O - D E - C E R O S - -

Trasnochábamos mínimo dos días en la semana, terminábamos en la madrugada con risas, ilusiones y de pronto una que otra conversación picante que nos sonrojaba hasta la mañana siguiente, y que al recordar nos hacía desear volver a encontrarnos para poder continuar las letras que habíamos dejado en el aire algunas horas atrás. Esas vacaciones de universidad fueron excelsas. Inolvidables. Realmente ese fue un noviembre en el que no vi llover.

4 comentarios:

  1. Construir sobre las cenizas puede tener un efecto encantador. Cuando se superan los primeros impases, los lazos de hacen màs fuertes... Luego de esto, no hubo promesa de volverse a ver??????

    Me encantó màs que cualquier cosa, como la frase final lo resume todo. Cuando uno siente eso, es amor puro y verdadero!!!

    Tnks por volver a postear!!!

    ResponderEliminar
  2. Ahora.... Releyendo... Me encanta la frase "Aunque lo que hablábamos en las noches no cambiaba y era tan fuerte que por mi parte la ilusión de tener alguien como ella a mi lado no había desfallecido.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno que las cosas se pudieron retomar, y que la ilusion sigue Intacta, obvio un poco aporreada, pero con esas ganas enormes de florecer y buscar un final feliz...

    y me encanta saber que a pesar de las adversidades se pueden forjar sentimientos y pasiones que aunque lejos, se sienten desbordar...

    ResponderEliminar
  4. [...] pasó lo de su cumpleaños, su forma rara de actuar (Chap 3 Su cumpleaños Parte IV) tenía un motivo. La frustración que le había generado mi viaje fallido a pasar con ella su [...]

    ResponderEliminar