05 noviembre, 2009

Por fin te vi - Parte IV

Caminé muy pensativo hacia mi casa, desde la estación de transmilenio a ella hay un buen trayecto en el que pude pensar en su mirada, en su sonrisa, en su olor, en su voz, en las ganas que tenía ese día de haber hablado depronto no se, toda la bendita noche o hasta toda la vida. Pero tuve que partir, solitario para mi casa, con mis pensamientos que se vuelven en una constante ida y vuelta a la misma idea... ELLA...

Esa noche volvimos a hablar, ella me marcó al celular y me dijo que habían llegado muy bien a la casa del amigo de Marg donde se iban a quedar e iban a estar más cómodas que en mi apartamento. Y luego de esa conversación a la cama, a seguir pensándola y a empezar a extrañarla. Para ser sinceros, me había enamorado a primera vista, aunque ya hubieramos hablado muchisimo en las noches por medio del messenger.

Ese viernes, por alguna circustancia que yo no logro recordar no pudimos vernos, lo que fue mortificante para mi, pues tenía clase ese día hasta casi el final de la tarde y luego salía sin plan para mi casa nuevamente a organizar lo que tenía para el otro día, pues se casaba una prima y había que estar elegante, arreglado y organizado. Para desgracia mia, o duda, ese día mi celular no sonó con una llamada suya, pensé que así de bueno estaría pasándola que ya me había olvidado y pues al otro día el concierto de Alanis ya era casi imposible que nos fueramos a volver a ver.

- - T R I S T E Z A - -

En todo el sábado no llamó y era entendible, pues desde temprano se fueron para el concierto a hacer fila, a gritar y a soñar con canciones, mientras yo no hacía sino recordarla, pensarla, añorarla... Mi prima se casó, fue un muy buen matrimonio, hubo trago, baile y mucha felicidad para los novios y sus invitados, pero a pesar de todo este entorno yo solo la pensaba. Supuse que saldrían temprano del concierto y yo todavía andaría en el matrimonio, así que decidí llamarlas al celular cerca de las 11 de la noche, cuando ya hubieran salido y pudieramos hablar para poder vernos, pero fue frustrante oir que el celular estaba apagado y que ese fin de semana llegaba a su fin, ellas partirían de nuevo a la ciudad donde vivían y quien sabe cuando volveríamos a vernos...

Se llevó mis pensamientos con ella, ese domingo en la tarde salió rumbo a Medellín y con una llamada, simplemente se despidió.

:(

6 comentarios:

  1. okk... te quedaste esperando una llamada de clara y ella quedo con su corazon roto pq no se vieron mas tarde ese viernes.... y le toco aguantarse un imbecil detras de ella.... cuando lo q queria era estar contigo

    ResponderEliminar
  2. Falta de iniciativa??? falta de oportunidad?? o jugada del destino??? pero que infame destinoo, que no te dejo disfrutarla un poco más.

    ResponderEliminar
  3. porque diablos a veces hacemos cosas que no pensamos y nos quedamos pensando en las cosas que deberiamos haber hecho??

    ese "si yo hubiera..." es lo mas fatalista..

    ResponderEliminar
  4. No puede seeeerrr!!!! Estoy demasiado metida en esta historia. Espero que tenga un final de película, uno de esos finales de cuentos de hadas y que yo no he podido vivir jamás!!! :) *suspiro*

    ResponderEliminar
  5. Esas esperas no tienen fin, entre mas las atraes con el pensamiento, pareciera que el destino se ensañara contra nosotros, y no nos dejaran volverlas realidad, por eso la mayoria de veces optar por superficialmente no desearlas a veces es mejor, se pasa el tiempo mas rapido y ahi si preciso se dan, lo que menos se planea es lo que mejor sale en estos casos.

    ResponderEliminar
  6. Nooooooo, ¿cómo va a ser posible?

    ResponderEliminar